El primer acuerdo sin consenso

|

Cómo le tiene que haber gustado a Abel Caballero eso de que su voto se haya convertido en el de calidad para salvarle la cara al Gobierno y que el Ejecutivo se pueda apropiar del superávit de los concellos de todo el país a cambio de nada o casi nada. Qué gran servicio le ha prestado al partido el que tenía que ser el alcalde de todos los alcaldes (como él mismo se definió en alguna ocasión) y se convirtió en el alcalde de todos los alcaldes socialistas. Esperemos que la FEMP no salte por los aires a cuenta del primer acuerdo sin consenso que toma en toda su larga historia. FOTO: Abel Caballero, presidente de la femp | efe

El primer acuerdo sin consenso