“Ilusión tremenda” de Carla Suárez en un torneo especial

Ha permanecido 17 meses apartada del circuito | ep
|

La canaria Carla Suárez viajó a París para disputar su último Roland Garros antes de su retirada, y lo hace “con una enorme ilusión” y “deseando saltar a la cancha”, tras someterse durante seis meses a un tratamiento para superar un superar un linfoma de Hodgkin.


Después de estar 17 meses apartada del circuito, Suárez desea poner el broche final a su carrera deportiva en 2021 sobre las pistas.


“Me hace una ilusión tremenda poder participar en Roland Garros”, dijo Carla.


“He estado trabajando en estos últimos meses para darme la oportunidad de competir una última vez en la tierra batida de París. Estoy deseando saltar a la cancha y volver a sentir lo especial que siempre ha sido para mí este torneo”, añadió.


Disputó su último partido en el circuito el 25 de febrero de 2020 en Doha.


“El tenis me ha dado muchas cosas y siempre he deseado despedirme dentro de una pista. Poder elegir el último golpe, tener la capacidad de ponerme yo una fecha es algo que deseaba desde el corazón. Esta era la ilusión que me ha movido a entrenar con fuerza en estos últimos tiempos”, dijo.


Carla Suárez debutó en Roland Garros en 2008 y ha disputado once ediciones. Alcanzó los cuartos en 2008 y 2014.


“Es un torneo que me ha dado algunos de los mejores momentos de mi carrera. Mi primer gran resultado se produjo en estas pistas, guardo muy buenos recuerdos tras todos estos años y es una alegría poder venir por última vez a competir a París. Van a ser unos días muy bonitos y espero poder disfrutarlos al máximo”, indicó.


Estará acompañada en París por Lourdes Domínguez, que ha guiado la preparación en pista de la canaria en los últimos meses.

“Ilusión tremenda” de Carla Suárez en un torneo especial