El convento de los Capuchinos evita el cierre tras la movilización de feligreses y vecinos

La parroquia se movilizó para conseguir que se quedaran en Federico Tapia/AEC
|

“Estamos muy contentos”, señalaba el padre Rosendo después de conocer que podrá seguir ejerciendo como sacerdote en el convento de los Capuchinos, después de que la orden desechara la idea de cerrarlo.

Tras conocer la posible propuesta de cierre, los vecinos y feligreses se movilizaron, con dos concentraciones a a las puertas de la iglesia y con una recogida de firmas que el padre Rosendo señalaba que llegaron hasta las 3.000.


No obstante, aunque él podrá seguir en la ciudad, el otro miembro de la orden que restaba en A Coruña, el padre Tejerina, será trasladado al convento más cercano, que se encuentra en la propia comunidad gallega, en el Ayuntamiento de Vigo.


La actividad de los Capuchinos, no obstante, “continuará como hasta ahora”, comentaba el padre Rosendo, que, a pesar de su alegría, explicaba que será necesario que llegue otro sacerdote para seguir ofreciendo los oficios. Pero eso no dependerá de la orden, sino del obispo, que es quien ahora tendrá que tomar la decisión de quien o cuando se unirá a la iglesia sita en la calle de Federico Tapia. El padre Rosendo, además, se deshacía en elogios a los feligreses, por la movilización que evitó este cierre.

El convento de los Capuchinos evita el cierre tras la movilización de feligreses y vecinos