La ONU exige a Israel y Hamás un alto el fuego inmediato

Un grupo de palestinos reza ante el cuerpo de Hisham Al-Shorafa, muerto en un ataque aéreo en Beit Lahia/EFE/EPA/HAITHAM IMAD
|

El secretario general de la ONU, António Guterres, reiteró hoy su llamamiento a un alto el fuego inmediato entre Israel y las milicias palestinas de Gaza encabezadas por Hamás y acusó a ambas partes de violar las normas de la guerra con sus ataques contra civiles.


Guterres intervino en la apertura de una reunión plenaria de la Asamblea General de Naciones Unidas - impulsada por Palestina y los países árabes- para abordar la crisis, en medio de intensos esfuerzos diplomáticos para detener las hostilidades.


“La lucha debe parar inmediatamente. Llamo a todas las partes a cesar las hostilidades ahora”, dijo el secretario general jefe de la ONU ante la Asamblea, donde por primera vez desde el estallido de la pandemia, en marzo de 2020, se dieron cita en persona ministros de distintos países.


Guterres se declaró “profundamente conmocionado por el continuado bombardeo aéreo y de artillería” del Ejército israelí sobre Gaza, una campaña que, recordó, se ha cobrado la vida de al menos 208 palestinos, incluidos 60 niños.


“El continuo lanzamiento indiscriminado de cohetes por parte de Hamás y otras milicias hacia centros de población en Israel, que ha resultado en 12 muertos, incluidos dos niños, y cientos de heridos, es también inaceptable”, añadió.


El secretario general recordó que “incluso las guerras tienen normas”, y la protección de los civiles es la más importante.


“Los ataques indiscriminados y los ataques contra civiles y contra propiedad civil son violaciones de las reglas de la guerra. También lo son los ataques contra objetivos militares que causan desproporcionadas pérdidas de vidas civiles y heridos”, recalcó.


En ese sentido, Guterres insistió en que “no hay ninguna justificación, incluyendo la lucha antiterrorista o la defensa propia, para que las partes del conflicto abdiquen de sus obligaciones bajo la ley humanitaria internacional”.


Así, urgió a las autoridades israelíes a cumplir con ellas, ejerciendo “máxima contención” y un uso proporcionado de la fuerza.


A Hamás y otras milicias Guterres les exigió que detengan el lanzamiento indiscriminado de cohetes contra centros de población de Israel.


El secretario general de la ONU se refirió también a la situación humanitaria en Gaza, donde la violencia ha desplazado a decenas de miles de personas en busca de refugio y las ha dejado con acceso limitado a comida, agua y sanidad.


“Si hay un infierno en la tierra, son las vidas de los niños en Gaza”, aseguró Guterres, que confirmó que va a impulsar cuanto antes un llamamiento humanitario para recaudar fondos con los que apoyar a la población de la franja.


Sin paz mientras haya ocupación

El ministro palestino de Exteriores, Riyad al Malki, y sus homólogos de varios países árabes pidieron este jueves más presión sobre Israel para que detenga su campaña en Gaza, pero advirtieron de que no habrá paz en Oriente Medio mientras no se ponga fin a la ocupación de los territorios palestinos.


Al Malki y los jefes de la diplomacia de Catar, Jordania o Argelia, entre otros, intervinieron en persona ante la Asamblea General de la ONU, reunida para abordar la crisis entre israelíes y palestinos ante la inacción del Consejo de Seguridad.


“Israel, con sus armas más avanzadas, está atacando a familias mientras duermen para sembrar las semillas del terror entre nuestra gente. No pretende que sean errores ni pide disculpas. Está reafirmando que es su derecho cometer estos crímenes, asesinar a personas inocentes y está culpando a la víctima”, denunció el ministro palestino.


Al Malki arremetió además contra aquellos países que, como EE.UU., dicen que Israel tiene derecho a defenderse de los cohetes lanzados desde Gaza: “¿De qué derecho están hablando? Israel es una potencia colonizadora, está ocupando nuestra tierra, está persiguiendo a nuestra gente”. 

La ONU exige a Israel y Hamás un alto el fuego inmediato