El centro de tecnología de la universidad crea una sala para exponer sus proyectos

La robótica y los nuevos programas de reconocimiento visual se exhiben en esta sala | quintana
|

El Citic (Centro de Investigaciones de la Tecnología de la Información y Comunicación) inauguró ayer su sala de demostraciones. El objetivo de este espacio es mostrar los proyectos tecnológicos basados en la Inteligencia Artificial (AI) y la robótica desarrollados por grupos de investigación de la Universidad. “Xa son solucións maduras e se poden implantar en calqueira industria”, explicó el rector, Julio Abalde.


Junto con el rector visitaron las instalaciones el conselleiro de Cultura, Educación e Universidades, Román Rodríguez, y la alcaldesa, Inés Rey. El primero expresó su deseo que esta iniciativa sirva para ser consciente del trabajo que se hace en el Citic: “La IA y la robótica forman parte do presente e creo que en Galicia estamos dando unha boa mostra de como debe ser”.


Rodríguez valoró que se puedan desarrollar investigaciones de alto nivel vinculados al mundo de la empresa, lo que permite transferir a la vida cotidiana los nuevos inventos: “Hoxe é un paso mais en este sentido. Podemos decir que en Galicia temos un compendio de becas predoctorales, contratos posdoctorales e contratos para retención de talento”.


Abalde recordó que es la Xunta la que financia, junto con el Consello Social, la nueva sala con más de 100.000 euros, sin contar los otros programas para la retención de talento, que rozan los tres millones de euros.


En cuatro áreas

La nueva sala está organizada en cuatro áreas. Reuniones con sistema de videoconferencia, demostradores físicos, espacio de entornos virtuales y realidad aumentada forman la estructura de esta sala dotada con equipamiento de alta tecnología.


Abalde señaló a un robot, que seguía con los ojos el movimiento de las personas que entraban en al sala. “Es inquietante”, reconoció el rector. También había un dron, pero otros aparatos resultaban de más difícil identificación. Entre los proyectos exhibidos se encontraba uno de geolocalización: sensores en las esquinas permiten determinar cada elemento, mientras un foco le seguía de un lado a otro.


Varios proyectos estaban relacionados con la analítica de datos: un pequeño robot que podía reconocer imágenes, lo que le permitía localizar basura (en este caso, una manzana) y llevarla hasta el contenedor de reciclaje apropiado. “Tiene aprendidos casi 200 objetos”, explicaron durante la demostración. Otra aplicación del reconocimiento de imagen es la salud: un visor donde se analizan los vasos sanguíneos de un ojo.


Otro ámbito es la realidad virtual: la creación de escenario de entrenamiento para las personas con discapacidad. En este caso se desarrolla con Cogami donde se recrean distintos entornos terapéuticos con destreza de las manos. Cada año se gestionan cerca de 45 proyectos en el CITIC, este año son 50. “Es el tope que hemos tenido”, señaló el rector antes de la presentación.

El centro de tecnología de la universidad crea una sala para exponer sus proyectos