Lo de aquí parece que no nos sirve

|

cuando estalló la pandemia que todavía nos ocupa, los gobiernos del mundo entero se lanzaron como locos a China a comprar esos productos que ya no se producían en sus territorios. España no fue una excepción y hasta Inditex, con gran experiencia en el mercado asiático, le echó una mano al Gobierno central y a los autonómicos para posibilitar la llegada de mascarillas o respiradores. Tras el primer arreón, nuestros dirigentes aseguraron que habían aprendido y afirmaron que se formaría un tejido industrial suficiente para abastecer al país en estos casos de extrema urgencia. Es posible que algunos empresarios se lo creyeran y se pusieron a producir mascarillas con el “made in Spain” en su etiqueta. Un esfuerzo inútil, ya que el Gobierno sigue comprando las mascarillas en China, por mucho que buena parte de ellas sean de dudosa homologación. Si pasa otra vez algo similar, volveremos corriendo a China. Seguro. FOTO: Una pareja camina con sus mascarillas | aec

Lo de aquí parece que no nos sirve