La Policía Local disolvió dos botellones durante el fin de semana

La Policía Local, patrullando la calle Barcelona |Patricia G. Fraga
|

El mal tiempo que reinó hasta el domingo evitó que durante el fin de semana pasado se registraran los incidentes del anterior, cuando se proclamó el fin del estado de alarma y grupos de jóvenes se dispusieron a disfrutar de su nueva libertad en calles y plazas, incumpliendo la normativa que impide beber en la vía pública, entre otras cosas. A pesar de eso, el sábado la Policía Local tuvo que disolver dos botellones, y en uno de ellos puso 17 sanciones. 


Las dos reuniones alcohólicas ilegales estaban localizadas en la calle Tulipanes, en el barrio de Las Flores, y en la calle Orquesta Sinfónica de Galicia. Es decir, bajo la columnata del Palacio de la Ópera, que ofrecía un refugio de la lluvia reinante ayer y donde los adolescentes suelen reunirse cuando el tiempo es malo, como ayer. En este caso, fueron docenas de ellos los que se congregaron hasta la llegada de las patrullas de la Policía Local. 


A consecuencia del mal tiempo, apenas se registraron incidentes como hubo al acabar el estado de alarma


Sin embargo, la situación no llegó a los niveles del fin de semana pasado, cuando la Policía Nacional llegóa disolver una reunión de más de 60 jóvenes en la plaza de Pablo Iglesias, o una reyerta multitudinaria de más de 30, así como otras peleas en la zona del pasadizo del Orzán. Eso sí, se sancionó al responsable de un local por permitir el consumo de alcohol a menores


Mascarilla 


También se impuso alguna multa por infringir la normativa sanitaria, que sigue en vigor a pesar del fin del estado de alarma. Pero solo fue una multa la que se impuso por a un individuo por no hacer uso la mascarilla además de otra por desobediencia a la autoridad. En total, fueron 20 las sanciones impuestas por el 092, mientras que el fin de semana pasado, que rondó los 30


Dado que los locales de ocio nocturno permanecen cerrados y que la lluvia alejó a la mayor parte de la gente de las terrazas, los botellones fueron la única fuente de problemas, lo que evitó también incidentes como la semana anterior, en la que los vecinos molestos había arrojado huevos contra las terrazas. 


Pero esta semana el tiempo ha mejorado, y si se mantiene hasta el domingo todo hace esperar una mayor afluencia de público, una situación que no hará más que acentuarse a medida que se acerque el verano y con él las vacaciones y el aumento el tiempo libre, a un ritmo mucho más rápido que la vacunación. 


El Ayuntamiento no planea aumentar la vigilancia nocturna

“La vigilancia hay que aumentarla siempre”, comentaba la alcaldesa, Inés Rey, la semana pasada. Sin embargo, por el momento no hay planes confirmados de que se aumente la presencia de la Policía Local durante la noche. Hay que recordar que tanto el Cuerpo municipal con el de la Policía Nacional se hayan bajos de efectivos para destinar a patrullas de Seguridad Ciudadana. Por lo menos, de momento.


La Policía Local disolvió dos botellones durante el fin de semana