Las obras en el entorno de Solymar causan retenciones en los accesos

Las retenciones se registraron en Alfonso Molina y en A Pasaxe | Javier Alborés
|

Los accesos a la ciudad vivieron un miércoles complicado como consecuencia del corte de uno de los carriles de la Nacional-VI entre A Pasaxe y Perillo y por la vacunación masiva de ExpoCoruña. Las retenciones marcaron las entradas por Alfonso Molina desde por la mañana y continuaron a mediodía, cuando los operarios completaron las señalización de las obras en el entorno de la Biblioteca Municipal de Rialeda.


Desde que empezó la semana, el Ayuntamiento de Oleiros advierte de la situación de la vía y del corte de uno de los carriles de la N-VI en dirección a Madrid por las obras de renovación de la red de abastecimiento, el paso previo necesario para la construcción de la rotonda de Sol y Mar.


Este corte se alargará durante todo el mes, cuando se cambiará al otro margen de la carretera, cerrando otras dos semanas uno de los carriles de entrada a A Coruña. Después, una vez que el municipio acabe esta primera etapa de la obra, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana iniciará la construcción del túnel y la glorieta, según indicó el alcalde, Ángel García Seoane.


“Está previsto que a partir do 1 de xuño se corte o carril rápido dirección Madrid, desde Rialeda ata Mercadona”, apuntó el mandatario de Oleiros.


La primera piedra de estas actuaciones se colocó a comienzos de este 2021, después de casi veinte años de protestas y reclamaciones, con un acto al que asistieron el entonces delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, y el regidor, que “en el cruce entre la N-VI y la AC-12.


El ministerio de José Luis Ábalos adjudicó de euros y, con esta intervención pretende “mejorar la fluidez” de una vía por la que circulan 50.000 vehículos diarios, la Nacional-VI.


En marzo, el Gobierno de Oleiros alertó de la inactividad en la zona: “Pasaron tres meses desde a colocación da primeira pedra e non vemos a obra por ningún sitio. É certo que hai un proceso, que teñen levantar actas nos edifi cios lindantes coa estrada, que teñen que mirar o que hai baixo o asfalto, pero entre unha cousa e outra van dando largas e en pleno verano, cando máis coches vai haber, poñeranse cos cortes de tráfico”, denunció Seoane.


Con un plazo de 34 meses, el nuevo enlace en el punto kilométrico 5,2 de la carretera AC-12 es una de las actuaciones más reclamadas en los últimos años por los vecinos de Oleiros.

Las obras en el entorno de Solymar causan retenciones en los accesos