La N-VI pierde desde hoy un carril debido a las obras en la red de abastecimiento de agua

El tráfico se prohibirá en un carril desde A Pasaxe hasta Rialeda | pedro puig
|

Desde hoy mismo, el carril lento de la N-VI en dirección a Madrid a la altura de Perillo permanecerá cortado debido a las obras de renovación de la red de abastecimiento de agua, una actuación imprescindible para la construcción de la glorieta de Solymar.


Será desde el puente de A Pasaxe hasta Rialeda y el corte durará hasta final de este mes, cuando será preciso repetir las obras al otro margen de la carretera. Así, a partir de ese momento, se prohibirá circular por el carril lento en dirección a A Coruña durante un par de semanas.


Una vez el Ayuntamiento finalice la primera fase de esta obra, indica el alcalde, Ángel García Seoane, el Ministerio de Fomento iniciará los trabajos del túnel y la rotonda de Solymar. “Está previsto que a partir do 1 de xuño se corte o carril rápido dirección Madrid, desde Rialeda ata Mercadona”, comenta.


Críticas por el retraso

El Ayuntamiento de Oleiros protestó en marzo por la inactividad de las obras del cruce. “Pasaron tres meses desde a colocación da primeira pedra e non vemos a obra por ningún sitio. É certo que hai un proceso, que teñen levantar actas nos edificios lindantes coa estrada, que teñen que mirar o que hai baixo o asfalto, pero entre unha cousa e outra van dando largas e en pleno verano, cando máis coches vai haber, poñeranse cos cortes de tráfico”, se lamentaba entonces el regidor oleirense.


Con una inversión de 9,8 millones de euros y un plazo de ejecución de 34 meses, el nuevo enlace en el punto kilométrico 5,2 de la carretera AC-12 es una de las actuaciones más reclamadas en los últimos años por vecinos, además de por los representantes municipales. El proyecto consiste en construir en la intersección una glorieta elevada, además de la ordenación de accesos y los cruces peatonales.

La N-VI pierde desde hoy un carril debido a las obras en la red de abastecimiento de agua