La carrera “Wings for life” conciencia sobre las lesiones de médula en Culleredo

Los usuarios y sus familias participaron en el circuito, que tuvo que adaptarse al formato cubierto debido a la previsión meteorológica; bajo estas líneas, Pablo Bouza y Antonio Vicente, trabajador y usuario de Cefine Neurología | patricia g. fraga
|

El evento deportivo solidario “Wings for life Worlds Run” se celebró ayer en el pabellón Ría do Burgo de Culleredo para concienciar sobre las lesiones de médula y la importancia de su investigación y tratamiento.


La cita tuvo lugar a nivel mundial de forma simultánea y recaudó fondos para el estudio de estas dolencias, además de dar visibilidad a la situación de sus pacientes. “La intención era hacer ver que los afectados también pueden realizar actividad física”, explica Pablo Bouza, del centro Cefine de Culleredo.


“Algo de vital importancia en esta población es recuperar la participación a nivel social, volviendo a realizar las actividades diarias a pesar de las alteraciones físicas existentes”, comentan desde la organización. Cefine Neurología, ENKI, la Fundación Adcai y la Fundación Aluman Obra Social se sumaron ayer al evento aportando su granito de arena en el apoyo a esta causa solidaria.

Cambio de escenario

Una representación de cada una de las entidades realizó un recorrido alternativo al inicialmente pensado –que iba a ser de siete kilómetros por el paseo marítimo cullerdense–, ya que las condiciones meteorológicas obligaron a trasladarse a un lugar cubierto. Usuarios con diferentes patologías y grados de afectación completaron un circuito andando o en silla de ruedas, algunos usando un novedoso dispositivo de marcha, el Myosuit, un exomúsculo único en España que permite reducir el esfuerzo caminando y hacerlo con mayor seguridad.


Antonio Vicente, que sufrió un ictus en septiembre, apunta que este método “ayuda muchísimo”. “Da estabilidad y para quien no camina muy bien es muy útil, ya que si te fallan las piernas lo detecta y te las mueve”, comenta.


Según la Organización Mundial de la Salud cada año hay una media de 25 a 30 nuevos casos de lesiones medulares por cada millón de habitantes. El tratamiento ha avanzado y permite a los usuarios una mayor calidad de vida a través de programas de rehabilitación y sistemas robóticos. 

La carrera “Wings for life” conciencia sobre las lesiones de médula en Culleredo