Madrid, Barcelona y Juventus, al Comité de Disciplina de la UEFA

El presidente del Real Madrid Florentino Pérez, el creador de la Superliga, y el entrenador, Zinedine Zidane, en una imagen de archivo | eFe
|

La UEFA anunció que ha aprobado medidas de reintegración para nueve clubes de la llamada “Superliga”, que reconocen que el proyecto fue un error, y remitirá a sus órganos competentes el asunto de los demás implicados: Real Madrid, Barcelona y Juventus.


“Los nueve clubes reconocen y aceptan que el proyecto de la Superliga fue un error y piden disculpas a los aficionados, a las federaciones nacionales, a las ligas nacionales, a los demás clubes europeos y a la UEFA. También han reconocido que el proyecto no habría sido autorizado por los Estatutos y Reglamentos de la UEFA”, señala el organismo en un comunicado.


En este indicó que “en un espíritu de reconciliación, y por el bien del fútbol europeo, nueve de los 12 clubes implicados en el proyecto de la llamada ‘Superliga’ presentaron a la UEFA una ‘Declaración de Compromiso de los Clubes’. Arsenal, Milan, Chelsea, Atlético de Madrid, Inter de Milán, Liverpool, Manchester City, Manchester United y Tottenham Hotspur son los clubes cubiertos por las medidas que han aceptado unánimemente.


Según las mismas, en particular cada club reconoce y acepta sin reservas el carácter vinculante de los Estatutos de la UEFA. Además los clubes tomarán todas las medidas a su alcance con vistas a poner fin a su participación en la empresa creada para formar y gestionar la Superliga y cesarán cualquier acción legal relacionada existente.


Como gesto de buena voluntad, y junto con los demás clubes, harán una donación por un total de 15 millones de euros, que se destinará al beneficio de los niños, los jóvenes y el fútbol de base en las comunidades locales de toda Europa, incluido el Reino Unido. Estarán sujetos a la retención del 5% de los ingresos que hubieran recibido de las competiciones de clubes de la UEFA durante una temporada, que serán redistribuidos.


Aceptarán que se les impongan multas sustanciales si pretenden jugar en una competición no autorizada de este tipo (100 millones de euros) o si incumplen cualquier otro compromiso que hayan asumido en la Declaración de Compromiso de Club (50 millones de euros).


En un comunicado, la UEFA señaló que “de cara al futuro, la UEFA se ha reservado todos los derechos para tomar las medidas que considere oportunas contra los clubes que hasta ahora se han negado a renunciar a la llamada ‘Superliga’. El asunto se remitirá rápidamente a los órganos disciplinarios competentes de la UEFA”.


El presidente del organismo, Aleksander Ceferin, aseguró que “estos clubes reconocieron rápidamente sus errores y han tomado medidas para demostrar su arrepentimiento y su futuro compromiso con el fútbol europeo. No se puede decir lo mismo de los que siguen participando en la llamada ‘Superliga’ y la UEFA se ocupará de esos más adelante”.


De los doce partícipes, nueve de ellos renunciaron en las siguiente 48 horas salvo el Real Madrid, cuyo presidente, Florentino Pérez, preside la Superliga, el Barcelona y el Juventus italiano. 

Madrid, Barcelona y Juventus, al Comité de Disciplina de la UEFA