Kathleen March inicia su singladura traductora en la residencia Xacobeo

Yolanda Castaño, Kathleen March y Anxo M. Lorenzo en la Residencia Literaria 1863 | Quintana
|

La primera beneficiaria de la residencia Xacobeo, la profesora estadounidense Kathleen March, inició esta semana su singladura traductora, que se extenderá durante todo el mes, en la Residencia Literaria 1863, en pleno corazón de A Coruña, en la calle de Riego de Agua.


“É unha honra ter a unha das máis prestixiosas galicianistas do mundo aquí como primeira tradutora desta bolsa”, afirmaba Yolanda Castaño, impulsora de la residencia 1863, durante el acto de bienvenida a March, que también estuvo acompañada por el director xeral de Políticas Culturais, Anxo M. Lorenzo.


Durante su estancia en la ciudad, March traducirá a su idioma natal dos obras de Marica Campos y Emma Pedreira, con la fortuna de poder interactuar con las propias autoras durante el proceso, al tiempo que tiene la oportunidad de empaparse de la vida social y cultural herculina y gallega.


Este mes estará abierta la convocatoria para que un creador gallego pueda pasar un mes en Georgia


“É unha honra”, afirmaba la docente ayer. “Non é por min, é pola tradución e polas autoras que vou traducir”, apuntaba March, antes de añadir que “é importante porque son mulleres coas que teño boa comunicación e que teñen dúas obras que son realmente diferentes”.


Explicaba ayer que el viaje fue “difícil de argallar”, ya que con la situación de pandemia “non vía a posibilidade de estar aquí”. Tener la oportunidad, gracias a la residencia Xacobeo, de conversar “con xente coñecida, pero tamén con xente nova é impagable”, aseguraba la traductora, que indicaba que el objetivo “non é saír cun manuscrito, senón que é espallar os coñecementos da literatura galega, de mulleres, en inglés, ese é o obxectivo.


El origen del interés por la literatura y la cultura gallega nació de dos fuentes diferentes. Una “hai moitos anos”, cuando March tuvo un profesor gallego, natural de Pontedeume. La segunda, son razones personales, ya que su hija “é metade galega”, afirmaba la traductora. El ámbito profesional también influye, ya que March es una de las introductoras del galicianismo en Estados Unidos, “teño un pouco de alma pioneira”, comentaba entre risas. March es, además, una especialista en Rosalía de Castro y sus primeros contactos con la literatura gallega fueron con Manuel Antonio.


Intercambio georgiano

Además, aprovechando el acto, se presentó la primera convocatoria del intercambio literario entre Galicia y Georgia, cuyo plazo estará abierto este mes.


La iniciativa permitirá que un creador gallego pase el mes de septiembre en un palacio zarista de Tiflis, mientras que otro georgiano podrá pasar el mes aquí. 

Kathleen March inicia su singladura traductora en la residencia Xacobeo