Alonso, ilusionado por volver a correr en casa

Alonso, tras el Gran Premio de Portugal disputado el pasado domingo en Portimao | Xavi Bonilla/DPPI/AFP7/EP
|

Fernando Alonso se ha mostrado muy ilusionado por volver a competir en el Gran Premio de España, que se disputa este fin de semana en el circuito de Barcelona/Catalunya y que por primera vez contará con la posibilidad de que acudan 1.000 aficionados.


El doble campeón del mundo compitió en España por última vez en 2018 al volante de un McLaren y acabó octavo, tras protagonizar su particular remontada desde el undécimo puesto.


“Siempre es especial correr en casa y tengo grandes recuerdos de Barcelona. Es un circuito que todos conocemos bien, es desafiante y lleno de curvas rápidas. Normalmente no es fácil adelantar aquí, así que la clasificación será muy importante. Esperemos que sea un fin de semana positivo en el que sumemos más puntos”, deseó el asturiano.


Alonso, que ya estrenó su casillero en Italia (10º) y repitió en Portugal (8º), considera que las sensaciones en Portimao la pasada semana fueron muy buenas para él y su equipo, mejorando las prestaciones ofrecidas en Baréin e Imola.


“Portugal fue un buen fin de semana para nosotros. El coche rindió mejor que en las dos primeras carreras, pero la clasificación, desafortunadamente, no fue bien para mí”, admitió el piloto de Alpine, satisfecho por la actuación del domingo.


“Lo bueno es que hicimos una buena carrera y disfruté mucho. Si hubiésemos clasificado mejor, hubiéramos salido con más puntos. Esperamos seguir en forma en España”, añadió Alonso, que confía en volver a ver las gradas llenas de los circuitos.


“La Fórmula Uno con los aficionados siempre es especial y más aún cuando los aficionados son de tu país. Me acuerdo de todo lo que me han apoyado en el pasado y los echaré de menos durante todo el fin de semana. Se siente mucha emoción cuando llega su apoyo y espero que puedan volver pronto a las carreras”, declaró antes de conocer que el Gran Premio de España contará con 1.000 aficionados en las gradas de Montmeló.  

Alonso, ilusionado por volver a correr en casa