La Copa del Rey, el objetivo que queda en la última fecha

Si gana, estará en la Copa; si empata, el Racing de Ferrol tendría que ganar por más de tres; si pierde, también tiene opciones si los ferrolanos no ganan | quintana
|

El Deportivo todavía tiene algo en juego en la última jornada del campeonato: la posibilidad de estar en la próxima edición de la Copa del Rey, el torneo que fue capaz de conquistar en dos ocasiones, la primera, para estrenarse como campeón oficial, en 1995, y la segunda, en 2002, la conocida como el Centenariazo.

En el torneo del KO entran los mejores 28 equipos de Segunda B sin contar entre ellos a los filiales, caso, por ejemplo, del Celta de Vigo.


A día de hoy todavía no se ha publicado la circular con la edición de la próxima temporada, pero seguirá, a priori, la pauta de las anteriores.


Todos los equipos que lograron clasificarse entre los tres primeros de sus subgrupos en la primera fase de la temporada estarán en la próxima edición de la Copa del Rey salvo, como se ha mencionado, el caso de los filiales, un total de ocho.


Así que de los 30 que han optado al ascenso a Segunda División, hay que restar esos filiales para quedarse con los 22 que tendrán el billete para la Copa del Rey.


Los cinco campeones de los grupos intermedios, en los que se encuentra el Deportivo, serían, previsiblemente, los que entren en el bombo de Copa junto al mejor segundo clasificado.


Para que el equipo coruñés termine como primero le vale con ganar al Numancia o con empatar, pero en este segundo caso el Racing de Ferrol no podría ganar por tres goles al Marino de Luanco en Miramar. Si los ferrolanos no ganan, el Deportivo acabaría como primero independientemente del resultado que se dé en la visita a Los Pajaritos.


Esta temporada, el Deportivo disputó dos eliminatorias de la Copa del Rey, ambas con Fernando Vázquez al frente de la plantilla.


En la primera, el conjunto herculino superó por la mínima a El Ejido 2012 en el Estadio Abanca-Riazor y repitió escenario en la segunda, ante un rival de Primera, el Alavés, pero con derrota por la mínima en un partido muy digno de los deportivistas, que después perdieron en Zamora, donde finalizó la segunda etapa de Vázquez en el banquillo.


Desde la temporada 1958-59, el Deportivo ha participado de manera ininterrumpida en la Copa del Rey, torneo en el que supera los cuatrocientos partidos.


Así pues, ahora corre el riesgo de quedarse por primera fuera de esa competición en más de 60 años.

La Copa del Rey, además de su nivel deportivo y la posibilidad de ver equipos de superior categoría en Riazor, permite incrementar los ingresos de competición. 

La Copa del Rey, el objetivo que queda en la última fecha