Un amplio dispositivo interviene tras hallar un cadáver en la zona de la cetárea de San Roque

Los bomberos sacando el cuerpo de las rocas | Patricia g. fraga
|

A última hora de la tarde de ayer, dos personas dieron la voz de alarma ante la presencia de un cuerpo en el entorno de la cetárea Otamar, en San Roque, en el Paseo Marítimo. Un amplío dispositivo tuvo que intervenir para sacar el cuerpo, situado en una zona complicada.


Se trataba de un pescador que se encontraba con dos amigos. En un momento dado, el hombre se separó y momentos más tarde sus compañeros notaron su falta y lo encontraron en el agua. Tras dar la alerta, lo sacaron del agua, pero se requirió de la presencia de los bomberos para alejarlo del posible peligro de la subida de la marea.


Los cuerpos policiales fueron los primeros en llegar y pidieron la colaboración de los propios bomberos, que no sacaron el cuerpo hasta el Paseo hasta casi las 21.00 horas, una vez la jueza diera la orden de moverlo.


El cuerpo rescatado, según apuntaban las primeras informaciones, correspondía a un varón corpulento y aficionado a la pesca. Las tres personas en cuestión eran asiduos a practicar la pesca en este entorno. Los cuerpos de seguridad y rescate trataban de dilucidar como ocurrió el suceso, ya que se desconocían las causas por las que el hombre habría caído al agua. 

Un amplio dispositivo interviene tras hallar un cadáver en la zona de la cetárea de San Roque