El punto final de una campaña sobre la que hay que reflexionar

Ayuso, de campaña | aec
|

Mañana los españoles podremos comenzar a respirar más tranquilos. Los madrileños elegirán a su presidente y en el resto del país nos podremos olvidar de la omnipresencia de los candidatos en los medios nacionales, como si lo que allí pasara nos tenga que afectar a todos. La cuestión es que ahora, en plena jornada de reflexión, los diferentes partidos podrían reflexionar con calma y pensar si ha tenido sentido esa campaña tan bronca, tan a cara de perro, en la que lo de menos (como casi siempre) fueron las ideas y en la que parecía que lo único importante era decir la mayor boutade. Tiempo tendremos para ver si estos comicios se pueden leer en clave nacional y, también, si marcan el inicio del fin de la hegemonía socialista. Pero, por lo menos, lo podremos hacer con calma.

El punto final de una campaña sobre la que hay que reflexionar