El Coruña se acuesta líder

Foto: Patricia G. Fraga
|

El físico sacó al Basquet Coruña del atolladero ante un Alicante precario que no dio su brazo a torcer hasta el último minuto, cuando una genialidad de Monaghan selló el quinto éxito encadenado que lo coloca como líder provisional.


La situación del rival, sin cuatro hombres importantes (Pitts, Allen, Huertas y Edu Martínez), con uno del filial (Arcos) y un veteranazo (Llompart) recién salido de una lesión, podría invitar a cierta relajación. No en la LEB Oro.


El Alicante aprovechó el letargo inicial de los de Sergio García, faltos de ritmo en ataque y de intensidad en defensa, para mandar durante nueve minutos. Un 2+1 de Jakstas dio al BC su primera ventaja (17-16) y un triple de Llompart cerró el primer cuarto.


En el arranque del segundo enseñó las garras el Coruña: ritmo, mordiente, actividad y dinamismo que desembocaron en un parcial de salida de 8-2. Rivero paró el partido y devolvió a los suyos al parquet en una zona 2-3 que los locales no supieron atacar. Los triples que entraron en el primer cuarto, sobre todo por cortesía de Matulionis, escasearon en este, a pesar de los dos de Maiza en los primeros compases.


La 2-3 no solo embarulló el ataque del BC, también lo hizo con el juego, que entró en unos minutos de correcalles que, obviamente, favorecieron al Coruña (31-23). Pero ni por esas. El Alicante volvió a anestesiar el tempo, McGhee certificó su mal momento (0 de 5 en tiros de campo y burreado en defensa por Zohore) y el orgullo visitante elaboró un parcial de 0-7 para cerrar unos 20 minutos en que el BC solo pasó por el aro 4 de sus 15 lanzamientos de dos puntos.


Vivir del triple

Y del triple siguió viviendo –quién lo iba decir– el Basquet Coruña, que conectó tres de los cuatro primeros que intentó en el arranque de la segunda mitad, aunque también volvió la desidia atrás, de lo que se aprovecharon Zohore y Txemi Urtasun (el viernes cumplió 37 años) para mantener cerca a los visitantes.


Un parcial de 7-1 dio al BC una mueva renta máxima (48-39). Tiempo muerto de un Rivero muy claro con los suyos: “Atrás estamos bien, el problema está adelante”. Atrás recuperó la 2-3 y delante cogió aire con dos canastas seguidas de Galán ante la pasividad de los de Sergio García. Contestó Nwogbo con otros cuatro, pero la última palabra la tuvo el Alicante con un parcial de 2-5 (55-50).


Y la primera del acto final: triple de Urtasun, canasta de Ortega (55-55) y defensas zonales alternativas que el nuevo líder provisional no supo atacar salvo en un par de ocasiones antes de llegar al momento de la verdad. La segunda, tras una excelente circulación que remató en triple de Javi Vega para abrir un hueco (62-57) que cerró Gjuroski (63-60).


Se acercaba el ‘clutch time’, el momento de los grandes. El de un Monaghan que apenas había mirado al aro y enchufó, desde casi 8 metros, el triple que acabó con el bravísimo Alicante cuando en el reloj quedaban 74 segundos.


Un triunfo muy trabajado y muy poco agradable a la vista, mucho más de lo que podría sugerir la precaria situación del rival, pero que vale lo mismo que el más brillante. Y un liderato provisional falta del Breogán-Palma de hoy.


71 - Basquet Coruña (17+14+24+16): Peña (11), Javi Vega (12), McGhee (2), Matulionis (9), Monaghan (10) –cinco inicial– Bjornsson (-), Badmus (2), Maiza (6), Jakstas (4), Nwogbo (15), Belemene (-).


64- Alicante (19+11+20+14): Ortega (6), Zohore (14), Arcos (3), Gjuroski (9), Txemi Urtasun (16) –cinco inicial– Llompart (6), Bilbao (6), Galán (4).


Árbitros: Quintas, Sacristán, Esteve.

El Coruña se acuesta líder