Manolo Cernadas, el policía más querido en los mercados municipales, se retira entre aplausos

Manolo Cernadas, el Policía Local que se jubila tras 36 años de labor | pedro puig
|

El último día de servicio de Manolo Cernadas terminó entre aplausos y tristeza por parte de sus compañeros y trabajadores del mercado municipal de la plaza de Lugo. Y es que Cernadas era uno de los últimos policías de mercados que quedan en la ciudad y que realizaba sus horas de trabajo a pie por las calles del centro de A Coruña. “Ahora hay menos agentes y a todas partes se va en coche o en moto por este motivo. Cuando pateas las calles conoces a la gente y sus historias, por lo que puedes empatizar con ellos de una manera especial”, comentaba ayer emocionado.







De la promoción de 1985, este policía ha estado sus 24 últimos años de servicio trabajando en mercados. Estuvo 16 años en San Agustín y los últimos ocho en la plaza de Lugo, donde ayer se podían ver lágrimas en los ojos de algunas placeras y placeros al conocer la noticia de que Cernadas se jubila a sus 59 años y tras 36 en el cuerpo de la Policía Local.







A la hora de echar la mirada hacia atrás, Cernadas asegura que hay demasiados momentos buenos, aunque el recuerdo más bonito que perdurará en su mente es “toda la gente que he conocido, la que falleció y la que se queda ahora en servicio”. Para este querido agente, “A Coruña se queda en muy buenas manos”. 

Manolo Cernadas, el policía más querido en los mercados municipales, se retira entre aplausos