Los hosteleros de La Marina prevén llenar sus locales el Día de la Madre

Coruñeses consumen en las terrazas de La Marina | patricia g. fraga
|

Los hosteleros de La Marina que ofrecen comidas y cenas ya tienen reservas para el próximo domingo, cuando se celebra el Día de la Madre. Confían, además, en que llenarán toda la capacidad que tienen disponible a día de hoy, limitada por las restricciones impuestas para controlar la pandemia.


Aunque las previsiones son buenas, sin embargo, el mal tiempo ha afectado en un alto nivel a la actividad desde el pasado viernes. Así lo indica la vicepresidenta de la Asociación de Hosteleros de La Marina y dueña del restaurante La Petite Bretagne, Ángeles Gantes: “Estaban siendo unos días buenísimos hasta que empezó a llover. En esta zona tenemos un servicio de terraza cubierto que es pequeño, y la gente sigue teniendo miedo a meterse en los interiores, por lo que siempre prefieren consumir al aire libre”.


Por ello, esta hostelera no duda en afirmar que “la lluvia nos ha matado”, y es que, añade, “las cenas no resultan beneficiosas durante la semana”. Incluso algunos establecimientos se plantean cerrar por las noches y tan solo abrir los fines de semana. “Si subieran el aforo, la gente respondería. Ahora mismo en esta zona solo estamos abiertos nosotros y un restaurante asiático. Hay otros locales que pueden servir cenas pero todavía no han abierto porque no compensa si en una noche solo tienes tres mesas”, comenta.


Situación actual

Eso sí, dejando a un lado las comidas y cenas, Ángeles Gantes considera que los días de sol que ha hecho este mes han sido “maravillosos” en consumiciones de bebidas, teniendo las terrazas llenas incluso entre semana.


Las condiciones para la apertura hasta las 23.00 horas son tres, tal y como explicó el líder del Ejecutivo gallego: que los locales tengan la licencia de restauración, que las cenas sean con cita previa y bajo un registro de clientes (con el fin de poder seguir los posibles casos de covid que se dieran) y que se instalen medidores de dióxido de carbono (para tener controlada la calidad del aire en todo momento).


La vicepresidenta de la asociación reconoce que esta semana todos esperaban que se ampliase el horario de apertura de los bares, por lo que el hecho de que no ocurriese, “ha sorprendido y ha sentado mal al sector”. Y es que, concluye, “no tiene sentido poder tomar algo hasta las 20.00 y a las 21.00 horas ya no”.

Los hosteleros de La Marina prevén llenar sus locales el Día de la Madre