La Junta de los cambios

Por la situación sanitaria, en Riazor, escenario de la junta, estará el presidente del Consejo y el personal mínimo indispensable para la celebración y transmisión de la Asamblea | rcd
|

Desde las 10 horas, el Deportivo afrontará la primera Asamblea con Abanca como máximo accionista del club, aunque los números que se presentarán a la aprobación de la entidad financiera y del resto de socios serán los que elaboró el Consejo de Administración con el que se produjo el cambio del mapa accionarial del Sociedad Anónima Deportiva blanquiazul.


Se analizarán las cuentas con las que cerró el ejercicio 2019/20 el conjunto coruñés, la primera parte del mismo con Paco Zas y la segunda, con Fernando Vidal como presidente, y el presupuesto que elaboró el Consejo saliente antes de presentar una dimisión forzada.


A Vidal y el resto de consejeros a excepción de uno de ellos, David Villasuso, Abanca les pidió que se echaran a un lado para que entrara un nuevo órgano de dirección que será profesional. De hecho, hoy se aprobará la remuneración de sus cargos. Ese será uno de los numerosos artículos de los estatutos que sufrirán variaciones en la Junta de Accionistas. Otra de las novedades será la reducción del tiempo de mandato, que pasará de cinco a cuatro años.


La Asamblea, que se celebra en 2021 por el plazo extra que se le dio a los clubes para cerrar el ejercicio 2019-20 por culpa de la pandemia, se celebrará en primera convocatoria (es necesario reunir más del 25 por cien) y por primera vez de manera telemática. Hace unos días se cerró el plazo para las delegaciones y también para solicitar turno de palabra.


El peso del dueño

Abanca controla, tal y como recoge el informe de gestión que se le facilita a los socios, aproximadamente el 79 por cien del capital social del club, así que la Asamblea de esta mañana, más allá de las intervenciones de los accionistas, será lo que la entidad financiera quiera.


La crisis sanitaria y el descenso de a Segunda B han complicado la situación económica del Deportivo, que cerró con pérdidas el ejercicio pasado, aunque poco más de medio millón de euros, y prevé también números rojos, por encima de los nueve millones de euros, en el actual.


Las cuentas del Deportivo reflejan un patrimonio neto negativo algo peor que el de la temporada 2018/19. Entonces era de 72,02 millones y a 30 de junio del año pasado se situaba en 73,04.


Durante el ejercicio pasado, se realizó la reclasificación a corto plazo, por importe de 30 millones de euros, dada la propuesta de capitalización de ese importe de deuda realizado por Abanca.


Además, en enero de 2020 se había formalizado con la entidad financiera un préstamos participativo para fichar en el mercado invernal por importe de 5 millones de euros que se sumó a corto plazo con los 30 millones reclasificados.


En cuanto a las deudas con entidades de crédito, estas se sitúaban en 62.743.976 euros, de los que 36.447.893 se satisfacen en el actual ejercicio, el 2020/21 (capitalización en su mayoría) y en torno a 1,2 millones en cada uno de los próximos cuatro años. Quedarán 21.420.438 euros por abonar a partir de 2025. En ese año, entre deuda con entidades de crédito y las derivadas del concurso de acreedores, faltarán por pagar 36.900.894 euros, según refleja la información que facilita el club a los accionistas.


El concurso

La deuda concursal a corto plazo (un año) ascendía a 30 de junio a 1.618.486 euros. La deuda concursal a valor nominal se sitúa en 28.222.604 euros, de los que 6.507.013 son de privilegio general, 15.673.487 de ordinaria y 6.042.104 de subordinada.


La temporada pasada en Segunda División la cifra de negocio se quedó en 17,36 millones por los 20,63 del ejercicio anterior.


Las cuentas finalizaron con 543.565 euros de pérdidas por los 2.167.727 de ganancias del año anterior. El fondo de maniobra fue negativo por más de cinco millones.


Seguro de descenso

El Deportivo percibió una cantidad mínima por el seguro de descenso el curso pasado en Segunda División en comparación con el que había percibido un año antes. De los 13,5 millones de la primera campaña en la categoría de plata pasó a cerca de 890.000 euros en el segundo curso, en el que acabó descendiendo nuevamente.


La previsión

Para la temporada actual, el Deportivo, con Fernando Vidal aún al frente, estimó un importe de la cifra de negocio de 6,28 millones de euros por los 17,36 de la anterior temporada en el fútbol profesional.


Por abonados, el Deportivo calculó 1,88 millones por los 4,18 de la campaña previa. La partida para desplazamientos se estima en 523.000 euros por los 641.000 euros del ejercicio anterior a pesar de la proximidad geográfica de este año. También destaca lo que preveía ingresar en concepto de retransmisión este curso, más de un millón de euros en Segunda B (por los 8 millones de la temporada 2019/20).


Con todo, prevé unas pérdidas de 9.025.000 euros por los 544.000 del año anterior, lo que supone un 1560,28 % más.


El femenino

Según el presupuesto, sube el gasto en personal del equipo femenino un 35’83 por cien y baja en torno al 30 por cien el de la plantilla deportiva inscribible. También sube, pero un 1,70 por cien, el personal no deportivo (1,90 millones).

La Junta de los cambios