La oposición tilda de “caos” y de “crisis” las decisiones tomadas en la Concejalía de Cultura

El exdirector del Área de Cultura, Rómulo Sanjurjo, y la alcaldesa, Inés Rey, durante una rueda de prensa | quintana
|

Las reacciones a la dimisión del, hasta el jueves, director del Área de Cultura, Rómulo Sanjurjo, se dispararon en la jornada de ayer, radicando todas en el mismo aspecto, el rumbo hacia el que se dirige la Concejalía. El PP tacha de “caos” la gestión de la misma, mientras que desde el BNG apuntan a una “crisis” del departamento.


Lo que también tienen en común ambas formaciones, junto al grupo municipal de la Marea Atlántica, es que los tres llevarán propuestas al próximo pleno de mayo para pedir explicaciones sobre lo que acontece en Cultura.


Sanjurjo fue nombrado el pasado noviembre, dos meses después de la reestructuración del Ejecutivo local


Los populares apuntan a un “descabezamiento” de los responsables del área, que depende directamente de la alcaldesa, Inés Rey.


Por su parte, los nacionalistas apuntan a que “estamos ante unha nova mostra da falta de proxecto cultural do Executivo coruñés”, en palabras de su portavoz, Francisco Jorquera, que además calificaba de “errática” la gestión municipal de la Cultura.


Reestructuración

Todas las críticas se desataron después de que, a última hora del pasado jueves, se conociera la dimisión del hasta ahora director de área, Rómulo Sanjurjo, alegando motivos personales, según apuntaban desde María Pita.


La marcha de Sanjurjo se daba apenas seis meses después de su nombramiento, fruto de la reestructuración que el Gobierno municipal llevó a cabo tras la incorporación de Mónica Martínez.

Esos cambios hicieron que Jesús Celemín dejase la Concejalía de Cultura, que pasaría a manos de la propia regidora herculina. Desde el cambio, en septiembre, hasta el nombramiento de Sanjurjo, pasarían dos meses.


Esta tardanza en la elección de un nuevo responsable del área cultural también fue criticado, tanto en aquel momento como en la jornada de ayer, sobre todo teniendo en cuenta la situación de crisis, sanitaria y económica, que estamos viviendo y que está afectando, en gran medida al sector cultural de la ciudad, que afronta limitaciones de aforos, en los mejores casos, y que imposibilita aperturas en los peores, siendo este el caso de las salas de música en directo.


“Mais non é só a pandemia. É que a cultura ten un enorme potencial. Sempre dixemos que temos condicións para sermos a grande capital cultural de Galiza”, recordaba ayer Jorquera.


Nombramiento

Mientras tanto, desde el Ejecutivo liderado por Inés Rey ya se tomó la decisión de quién se pondrá al frente del área de Cultura, que será la directora del teatro Colón, Bettina Kohlhass.


Tal y como apuntaba ayer Rey, Kohlhass seguirá compatibilizando ambas direcciones durante “un tiempo prudencial”, hasta que se encuentre a la persona que la suceda al frente del recinto teatral.


Sobre Kohlhass, la regidora apuntó que tiene “un curriculum muy amplío” y una “dilatada trayectoria en el mundo cultural”, ya que además de dirigir el teatro, también estuvo al frente del Forum o de los aspectos culturales de fundaciones como la Barrié, entre otras responsabilidades.


Kohlhass, quien “conoce profundamente la casa, una persona que lleva muchos años trabajando con nosotros”, tal y como recordaba la alcaldesa, se pondrá al frente de un área sobre la que la oposición lleva tiempo poniendo su atención debido a la crisis. 

La oposición tilda de “caos” y de “crisis” las decisiones tomadas en la Concejalía de Cultura