Pelota de playoffs

El Basquet Coruña necesita que Gary McGhee, el mejor del duelo de la primera vuelta ante el Palma, recupere el tono después de tres partidos muy desacertado de cara al aro | Javier Alborés
|

El Basquet Coruña encara esta tarde en Mallorca el primer ‘match ball’ para sellar matemáticamente su presencia en los playoffs de ascenso. Y lo hace ante un rival que llega a la cita con la misma racha: tres victorias consecutivas.


Un Palma que empezó a pie cambiado esta fase Oro-Clasificación: no solo con tres derrotas, sino también encajando muchos puntos en dos de los partidos (uno de ellos en Riazor). Incluso muchos para un equipo que destaca en precisamente lo contrario.


El poder ofensivo del bloque que codirigen Alex Pérez y Pau Tomás lo pilotan cuatro jugadores: Ronnie Harrell (17.2 puntos en esta fase), Kristian Kullamae (15.0), Pol Figueras (10.7) y Jacobo Díaz (9.4).

Pero las rotaciones bajan bastante el nivel. Es por ello que Peréz y Tomás dejan de inicio en el banquillo al escolta estonio y al ala-pívot madrileño, el mejor del Palma, junto con el exnaranja Justin Raffington (8.0) en el partido disputado en Riazor (94-76), donde la mejor defensa de lo que va de temporada –segunda mejor, tras la de Granada, en esta fase– maniató a Harrell y a Kullamae, cuyos 11 y 17 puntos respectivamente llegaron en su mayoría en la fase de ‘maquillaje’.


Alex pérez

Imprenta Bahía San Agustín Palma

“El Coruña fue el rival que nos enseñó lo que era el poderío del Grupo A”

“Revancha ninguna. Fue el rival que nos enseñó lo que era el grupo A, que se caracteriza por equipos con una rotación más larga, más físicos y más poderosos. El Coruña es, como el Breogán, candidato a ascender. Es un equipo muy completo con muy buenos jugadores y un juego interior rocoso, fuerte y grande. Nos pondrán en problemas seguro. Con el fichaje de Bjornsson han mejorado la rotación del ‘1’ y nos van a plantear un partido muy físico”


El otro pero del titular de Son Moix es una defensa que, aunque en los tres últimos encuentros rebajó a 77.0 tantos la barbaridad que había encajado en los tres primeros, 91.6, carece de fiabilidad, como demuestra su rendimiento durante la primera fase, donde solo los colistas de ambos grupos –Tizona y Canoe– presentaron peores números.


El mejor del BC en el duelo de la primera vuelta fue Gary McGhee (19 y 11 rebotes). El de Indiana necesita recobrar nivel, ya que en los últimos encuentros se ha mostrado muy errático en el tiro. También lo necesita Zach Monaghan, el otro destacado de la ida (16 y 7 asistencias), cuya sobresaliente mejoría se vio interrumpida la pasada semana por problemas de faltas, aunque estuvo compensada por un Gaizka Maiza sobresaliente.


Sergio García

Basquet Coruña

“El partido de la ida no sirve de

referencia; hoy no será nada fácil”

“Esperamos un partido muy igualado. No nos vale el de la ida como una referencia clara, porque estuvimos muy acertados, hicimos un partido completísimo y yo creo que es difícil de repetirlo. El Palma está haciendo muy buen baloncesto. Es un equipo agresivo y muy versátil. Tienes que estar preparado a que te puedan hacer lanzamientos en pocos segundos. Sabemos que vamos a necesitar correr mucho, estar concentrados y preparados para ese juego diferente que ellos proponen porque no va a ser nada fácil”


Importante es también que se mantenga la progresión de Javi Vega (9.2 puntos de media, con 65.2% en tiros de dos y 40.0% en triples) y el rendimiento defensivo de un Romaric Belemene que ante el Granada dio una exhibición.


Ademas, el BC, que no podrá contar con Gediminas Zyle, debe imponer su superioridad bajo los aros ante un rival cuyo rendimiento reboteador ha caído en picado en esta segunda fase y, a ser, posible, mejorar la puntería desde el arco del último partido (4 de 23). Y evitar un final apretado, ya que delante está el mejor equipo de Oro en tiros libres (fantástico 83.2% de acierto), precisamente uno de los talones de Aquiles de la ‘marea naranja’. 

Pelota de playoffs