Caballero adelanta la programación de Navidad entre críticas de la oposición

Abel Caballero, durante la presentación de la colocación de la iluminación navideña el año pasado | EFE
|

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, ha anunciado este jueves el programa para la próxima Navidad aprobado por la Junta de Gobierno local, que incluye, entre otras cuestiones, la instalación de tres pistas de hielo, la vuelta de la noria gigante y mercadillos.


Este planteamiento le ha valido feroces críticas de la oposición, cuyos representantes han tachado de "delirante" escuchar al alcalde hablar de Navidad en abril y en medio de la cuarta ola de covid.


"Se trata de un programa para dar transparencia a toda la actuación e incentivar la participación empresarial y ciudadana en los proyectos de la Navidad de Vigo", ha justificado en rueda de prensa el alcalde, que ha hablado de mercadillos temáticos, atracciones recreativas, parques de ocio, atracciones infantiles y una rampa de hielo, entre otros temas.


Al anuncio del alcalde ha reaccionado en un comunicado el PP, cuyo portavoz municipal, Alfonso Marnotes, ha insistido en que "hablar en el mes de abril de las Navidades, de la noria y del mercadillo es una irresponsabilidad".


Según el portavoz de los populares, "con la que está cayendo en Vigo, subiendo los contagios, con la hostelería otra vez marcha atrás, no se puede hablar ni crear estas expectativas".


Para Marnotes, el anuncio de Caballero este jueves obedece a que "se ha quedado sin ideas y quiere expandir una cortina de humo por su falta de gestión" y, en su opinión, así no se va a acabar con la pandemia.


Más duro se ha mostrado el portavoz de Marea de Vigo, Rubén Pérez, quien entiende que "a los vigueses ahora mismo la Navidad se la suda", ha poetizado.


"Me parece una indecencia moral que con la que está cayendo estemos hablando de esto", ha dicho Pérez a EFE, y también se ha referido al centenar largo de desahucios que sostiene se avecinan, a la incertidumbre de sectores como el comercio y la hostelería o los problemas que atraviesa la industria de la ciudad, todo ello por culpa de la pandemia.


"Hay que ser indecente moral para plantear la Navidad como solución a los problemas de Vigo", ha dicho Pérez, que entiende que ni los datos de empleo, ni de ocupación hotelera ni de PIB apoyan el discurso del alcalde respecto a las bondades de la Navidad viguesa.


"Me resulta hasta cansina esta metralla", ha añadido Pérez, quien ha señalado que es momento de "completar la cartera de servicios sociales" o trabajar por hacer más llevadera la crisis a los vigueses, a cuya responsabilidad ha apelado para que Vigo deje de ser "una ciudad dopada durante diez meses" que despierta dos para mirar luces.


Tampoco se ha mordido la lengua Xabier Pérez Igrexas, portavoz del BNG en Vigo, quien entiende que "Caballero decidió hace tiempo dejar de ser alcalde para ser director de un parque temático".


Para Igrexas es "delirante escuchar hablar en abril de programas de Navidad", más aun en una semana de "permanente evolución negativa de la pandemia" y en Eun marco de crisis social, de aumento de pobreza y desempleo, con una situación crítica en sectores productivos como el naval".


Igrexas ha asegurado que el Ayuntamiento no ha puesto "ni un euro" en programas de ayuda a los comerciantes, que la hostelería atraviesa dificultades graves y que sigue habiendo colas del hambre, por lo que "este no es el momento de hablar de espectáculos de Navidad".


Por ello, le ha pedido a Caballero que "se ponga al frente del ayuntamiento para movilizar los recursos que sean necesarios para afrontar los enormes retos sociales y laborales de esta crisis".

Caballero adelanta la programación de Navidad entre críticas de la oposición