El Deportivo aprueba con nota las finales este curso

De izda. a derecha: Miku abraza a Keko, tras el gol ante el Pontevedra y el venezolano, celebrando su tanto de penalti contra el Numancia | quintana
|

El Deportivo se crece en las finales en esta temporada. El domingo ante el Numancia logró una victoria que puede valer una de las plazas para optar a la Primera RFEF. Con nueve puntos por disputarse, los blanquiazules aventajan en cuatro al tercer clasificado, el cuadro soriano (31) y en dos al Racing de Ferrol (33), actualmente segundo en liza.


Una final a la que respondió, como ya había hecho en otro partido de ‘infarto’, el pasado 7 de marzo ante el Pontevedra, donde se jugaban no caer en puestos de descenso a la Segunda RFEF.

Este pasado fin de semana el cuadro blanquiazul se medía en el Abanca Riazor al Numancia, tras su tropiezo ante el Langreo y el fin de la racha de cuatro victorias seguidas. Se medía al segundo en la tabla, que estaba a solo un punto.


35 puntos

Suma el equipo herculino, que es líder de esta segunda fase, mientras que el Racing de Ferrol es segundo (33) y a cuatro el Numancia.


Un partido de poder a poder entre dos equipos llamados a luchar por el ascenso, que se encontraban con el ‘premio menor’ de pugnar por la permanecer en la nueva categoría. Los herculinos estaban obligados a ganar de nuevo para seguir dependiendo de sí mismos y no incurrir en los errores de la primera fase.


Trabajada victoria

Conseguir el pase por la vía rápida implicaba, necesariamente, no fallar en casa. Y el Deportivo no lo hizo, aunque sufrió para conseguir la victoria. Un marcador que abrió Celso Borges, de cabeza, tras asistencia de José Lara, y que empató Asier Benito, ya en la segunda parte, tras un fallo defensivo. Un penalti, por mano de Lillo, supuso el definitivo 2-1 para los coruñeses, que con la victoria volvieron a colocarse líderes, a falta de tres jornadas por disputarse, con las que se dará por concluida la competición liguera.


En una tesitura similar, de ganar o ganar, se vio el cuadro herculino el pasado 7 de marzo en la jornada 16 de la primera fase. Los blanquiazules, con 20 puntos eran sextos, tras cosechar una derrota ante el Racing de Ferrol en A Malata y recibían al Pontevedra, séptimo, con 18 puntos, que venía de perder por la mínima ante la SD Compostela en Pasarón.


El triunfo era innegociable para los coruñeses si querían, al menos, asegurar cuanto antes el pase para disputar una plaza en la Primera RFEF.


Enfrente, los granates, muy necesitados y con la meta de tratar de reengancharse a ese segundo vagón de la tabla. Un partido de muchos nervios y que desatascó en el minuto cinco Keko Gontán, con una gran jugada personal y un gol por toda la escuadra, ante el que nada pudo hacer Cortés.


Los coruñeses no fueron capaces de aumentar la renta y acabaron sufriendo las acometidas de un rival que se volcó con Charles y un muy activo Rufo en ataque, y que tuvo en las botas de Adrián Cruz una ocasión muy clara, que frustró Lucho García.


Nueva reválida

No es una final lo que tiene entre manos este domingo el Deportivo, pero sin duda la vendría muy bien sumar los tres puntos en su visita al Marino de Luanco, en el Municipal de Miramar, ya que seis puntos de los nueve que quedan en juego les llegarían para garantizarse ser equipo de la Primera RFEF la próxima temporada.


Atentos al golaveraje

El Racing de Ferrol, con un tanto más que los coruñeses

Uno de los caballos de batalla este curso de los herculinos han sido sus problemas para hacer gol. Los coruñeses llevan en 21 jornadas disputadas 17 dianas a favor por 12 en contra. Son el equipo que menos dianas lleva de toda esta segunda fase, que arrastra los tantos de la primera.

Incluso el Marino de Luanco, su próximo rival, ha marcado más goles que los blanquiazules (18). El segundo clasificado actualmente, el Racing de Ferrol, lleva 26 tantos a favor por 20 en contra, lo que hace que tenga una diana más que los deportivistas, un aspecto que habría que tener en cuenta en el caso de que se produjesen empates.

Por otra parte, el conjunto actualmente entrenado por Rubén de la Barrera solo ha recibido 12 dianas en contra en ese mismo número de partidos y ha dejado su portería a cero en hasta 12 ocasiones, cinco de ellas con Fernando Vázquez como técnico y en siete ya a las órdenes del preparador coruñés.

La solidez defensiva ha sido una de las claves de la mejoría blanquiazul.


Solo le quedará un partido más en Riazor, ante el Langreo, y cerrará la campaña, salvo contratiempo, el fin de semana del 9 de mayo en Los Pajaritos contra el Numancia. El cuadro blanquiazul tiene encarrilado el pase, depende de sí mismo, pero en el seno del cuadro coruñés reina la prudencia, ya que en otras situaciones, en las que el equipo lo tenía hecho (caso del último descenso) el Deportivo no dio la talla y, con todo a favor, acabó perdiendo la categoría.


La meta está clara y el conjunto que entrena Rubén de la Barrera quiere que ese buen hacer en pasadas finales se repita este fin de semana. 

El Deportivo aprueba con nota las finales este curso