La Guardia Civil realiza una redada antidrogas en un piso de la ronda de Monte Alto 

Dos guardias civiles, en una operación, en una imagen de archivo/AEC
|

Agentes de la Guardia Civil detuvieron durante la mañana de ayer a un vecino de la ronda de Monte Alto como sospechoso de tráfico de drogas y tenencia de armas de fuego en el transcurso de una redada antidroga. Según fuentes del instituto Armado, los responsables de la operación pertenecían al área de investigación de Costa da Morte.


Según parece, el sospechoso vivía de alquiler en un piso de la ronda de Monte Alto, y llevaban tiempo vigilando lo que consideran un tráfico de drogas a pequeña escala. Sin embargo, las cosas no salieron exactamente como estaba previsto por la Guardia Civil, puesto que también se dio una persecución de un sujeto en un Audi, también por drogas, que igualmente fue perseguido por la Policía Local por exceso de velocidad, pero que abandonaron inmediatamente al entrar en la persecución agentes del Instituto Armado. Las primeras informaciones apuntan a que ambas actuaciones están relacionadas, y que el sospechoso del Audi también estaría implicado en actividades de narcotráfico.


Por otro lado, aunque desde el Instituto Armado todavía no han realizado un comunicado oficial al respecto, parecer ser que la cantidad de droga intervenida no era muy importante.


No es la primera vez en lo que va de año que las investigaciones del grupo EDOA de la Guardia Civil les llevan hasta A Coruña. El mes pasado, en el marco de la operación “Cancan”, desarticularon a una red radicada en Moneos que se dedicaba a vender drogas, sobre todo cocaína, de la que se intervino 1,6 kilos, además de 93.000 euros en metálico y 3.000 pastillas de MDMA. En esa ocasión, se detuvo a siete personas, muchos con antecedentes. 

La Guardia Civil realiza una redada antidrogas en un piso de la ronda de Monte Alto