Vecinos del Ventorrillo piden mejorar cuestiones de accesibilidad en la zona

Los vecinos piden que se amplíe la acera de la calle de Alcalde Salorio Suárez | pedro puig
|

En el Ventorrillo hay una calle que supone un reto diario para los vecinos que residen en ella, sobre todo para aquellos con movilidad reducida. La acera es estrecha, tanto que, cuando aparcan furgonetas grandes en la calle, o mismo turismos normales que se arriman mucho, las sillas de ruedas y carritos no pasan por ella.

Desde la asociación de vecinos del barrio ya trasladaron esta preocupación al concejal de Infraestructuras, Juan Díaz Villoslada, en la reunión mantenida en el mes de diciembre. Pero la vida de los vecinos con movilidad reducida no cambia, y salir a la calle supone una molestia y una pérdida de tiempo, ya que tienen que dar la vuelta y cambiar la dirección del trayecto cuando se encuentran a furgonetas o coches grandes estacionados.


“Se trata de una persona mayor que no puede hacer nada, ya que los coches no están mal aparcados, pero sí que se echan mucho para atrás y no dejan sitio”, sostiene Marcos, un vecino de la misma calle. Por ello, tanto Marcos como desde la asociación vecinal piden la alternativa de anchear la acera unos centímetros y que de esta forma no tengan que hacer frente a este tipo de situaciones incómodas. El punto crítico se localiza en frente del número 1 de la calle.


Más necesidades

Desde la entidad de vecinos también recuerdan que delante de su local se iba a colocar una estación de bicicletas, “pero la obra lleva parada más de un mes” y no saben nada de ella.


Problema con la altura de los árboles en os mallos

Los vecinos de Os Mallos se reunieron con las concejalas de Barrios, Diana Cabanas, y de Medio Ambiente, Esther Fontán, a principios de esta misma semana. En este encuentro demandaron el cuidado y la tala de árboles del barrio, ya que hay ejemplares, ubicados sobre todo en la zona de la avenida de Os Mallos y las calles que dan a la avenida de la Sardiñeira, que molestan a los vecinos por su gran altura.


Si bien reconocen que la disposición del Gobierno local es buena y suelen atender rápido a sus demandas, quieren recordarles ciertas necesidades que les gustaría que fuesen atendidas lo más pronto posible. “Reclamamos al Gobierno local que se vuelva a plantar un árbol en la calle de Peñamaría de Llano, número 3, además de la tala de salgueiros enfermos de la parte de arriba del Ventorrillo”, comenta el secretario de los vecinos, Aníbal Rodríguez.


“La poda en Salvador de Madariaga se realizó y los vecinos del entorno quedaron satisfechos”, relata. Pero durante las últimas semanas han aparecido nuevas peticiones entre los residentes, y es que, por ejemplo, “en Monasterio de Caaveiro, número 38, hay un jardín de palmeras cedido al Ayuntamiento que tiene un aspecto lamentable, con hojas secas y la valla tirada”, concluye. 

Vecinos del Ventorrillo piden mejorar cuestiones de accesibilidad en la zona