Una pieza para poner a Calderón de la Barca donde “le corresponde”

Arturo Querejeta, Lluis Homar, Inés Rey y Paulo Rodríguez momentos antes de la presentación | javier alborés
|

“Hay que poner a Calderón de la Barca en el lugar que le corresponde”, así resumía el director de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, Lluís Homar, durante la presentación de la gira de la obra “El Príncipe Constante”, de Calderón de la Barca, que dará comienzo hoy en el teatro Rosalía de Castro.


Homar, que también representa a Don Fernando en la pieza, ponía de relevancia la valentía de una “obra inconmensurable” como esta, que la compañía no había llevado a escena en sus 35 años de historia.


Tras varios meses de representaciones en Madrid, hoy da comienzo la gira con una primera representación, a las 19.30 horas, en el Rosalía, que se repetirá mañana, a la misma hora, antes de iniciar su periplo por el país.


Homar estuvo acompañado en la presentación por sus compañeros de escena en la pieza de Calderón, Arturo Querejeta y Beatriz Argüello, además de por la alcaldesa de A Coruña, Inés Rey, y del director del teatro, Paulo Rodríguez.


Sobre la pieza que dispondrán hoy y mañana en las tablas, Homar recalcaba ayer la “importancia del texto en la obra” junto a la “voluntad de llegar al espectador” de la forma más cercana posible a la que Calderón ideaba en su concepción.


Argüello, por su parte, invitaba a los coruñeses a acudir al teatro, recordando que en la representación, “la palabra resuena en primer plano”, dejando el espacio necesario al espectador para que sea simplemente eso, espectador. La actriz apuntaba también que la aventura que presentan durante dos horas “nos hace mejores personas”.


Por su parte, Querejeta ensalzaba los valores transmitidos, el viaje por los principios de la nobleza y la generosidad, sumados al reconocimiento entre contrarios.


La cultura no para

Tanto los actores, como Rey y Rodríguez, recordaban los malos tiempos que estamos viviendo y el daño a un sector cultural que tuvo que estar muchos meses completamente parado y que, aun con limitaciones, trata de revivir actualmente.


A este respecto, y tirando de retranca, la regidora herculina apuntaba a que incluso en “una ciudad de provincias” como A Coruña, “la cultura no para”, además de recordar la seguridad de la misma.

Una pieza para poner a Calderón de la Barca donde “le corresponde”