Colapso por la elevada demanda del bono turístico de Galicia

El vicepresidente primero de la Xunta, Alfonso Rueda | david cabezón
|

La demanda para acceder al bono turístico #QuedamosenGalicia, cuyo plazo de solicitud arrancó ayer, colapsó la sede electrónica de la Xunta que, desde medianoche, registra esperas y colas virtuales con miles de personas tratando de entrar en la web.


El bono, del que la Administración gallega sacará 20.000 ejemplares, en esta ocasión se abre para todos los gallegos.


El éxito de la convocatoria, apunta la Xunta, quedó patente en el hecho de que, en las primeras horas, se registraron en la sede electrónica del Gobierno gallego unas 150 peticiones cada cinco minutos, de tal manera que por la mañana quedaron asignadas todas las tarjetas disponibles.


Los gallegos mostraron su preferencia por las tarjetas de 500 euros, que coparon el 82% de las solicitudes, en tanto que las de 375 euros acapararon el 10,3% del total, y el 7,3% restante fue para las de 250 euros.


Se trata de la segunda edición de este bono que, cofinanciado entre la Xunta y el beneficiario, trata de reactivar el consumo en el turismo interno de Galicia, afectado por la crisis del covid-19.


La primera edición, el año pasado, estaba orientada exclusivamente a personal sanitario, pero en este caso se abre a cualquier gallego mayor de 18 años.


El bono da derecho a una tarjeta monedero con un importe de 250, 375 y 500 euros, que será cofinanciado en un 40% por el beneficiario y en un 60% por la Administración, en la cantidad que corresponda a cada bono.


Este dinero podrá gastarse en los establecimientos hoteleros y agencias adheridas al programa hasta el 16 de diciembre.


Por su parte, el vicepresidente primero de la Xunta, Alfonso Rueda, manifestó ayer su satisfacción por el éxito de la convocatoria y destacó que se trata de una “muy buena noticia” para los empresarios del sector que están sufriendo los efectos de las restricciones por la pandemia.


“Los gallegos están echando una mano al sector y están dando un empujón a la recuperación del turismo interno”, subrayó Alfonso Rueda, quien también destacó que esta respuesta evidencia que los ciudadanos quieren, en cuanto las condiciones sanitarias lo permitan, “disfrutar de las maravillas de Galicia”.


En este sentido, el vicepresidente de la Xunta subrayó que es un producto “que funciona”, tras la buena respuesta también en la anterior convocatoria.


En concreto, hay casi 700 empresas que ya se unieron a la iniciativa hasta ahora y que supone un 24% más que en la convocatoria del año pasado. Esta nueva convocatoria permitirá movilizar más de 6,8 millones de euros.


El Diario Oficial de Galicia (DOG) publicó este martes la resolución por la que se establecen las bases reguladoras para la concesión, en régimen de concurrencia no competitiva, de esta tarjeta.


Esta segunda edición presenta novedades con respeto a la primera, ya que está dirigido a las personas empadronadas en cualquiera de los municipios de la comunidad gallega.


Otra novedad es que la tarjeta prepago será cofinanciada entre la Administración y la persona solicitante “en la búsqueda de alcanzar un efecto multiplicador resultado del esfuerzo de la Administración y de la solidaridad de las personas solicitantes con el sector turístico gallego”.


El importe total de la tarjeta que será financiado por el beneficiario en un 40%, tendrá un importe máximo de 200 euros, mientras la aportación de la Administración autonómica del 60%, contará con un máximo por tarjeta de 300 euros.


La duración del procedimiento coincidirá con la vigencia del programa, es decir, hasta el 16 de diciembre, y las solicitudes deberán enviarse a través de la sede electrónica de la Xunta. 

Colapso por la elevada demanda del bono turístico de Galicia