Segundo asalto del combate entre Zidane y Koeman

El míster galo del cuadro ‘merengue’ salió vencedor esta temporada en feudo azulgrana (1-3) | efe
|

Al primer duelo en los banquillos entre Zinedine Zidane y Ronald Koeman llegó el técnico francés con la necesidad de extender su buena línea en el Camp Nou. Del primer asalto salió ganador, reforzado en una temporada de desgaste ante la obligación de continuas reivindicaciones. El segundo, con un Barcelona más rodado, presenta un pulso de trascendencia.


El clásico da una oportunidad de revancha a Koeman ante Zidane. Con más meses al mando, tras haberse ganado su continuidad con un trabajo valorado por sus jugadores y la nueva directiva encabezada por Joan Laporta. No haber dado con la tecla para evitar una nueva eliminación de ‘Champions’, marchándose de la competición en los octavos de final ante el PSG, no afecta a la continua recuperación en LaLiga Santander. A un punto de la cabeza.


Con la oportunidad de asestar un doble golpe en el estadio Alfredo Di Stéfano. Al Real Madrid en su estadio, alejándole del pulso por el título e invitándole a centrarse en sus opciones en Liga de Campeones, y a la clasificación, asaltando el liderato para aumentar la presión a un Atlético de Madrid con bajas claves en su visita al Betis.


A Koeman le sobró valentía en su primer clásico, pero le faltó reacción desde el banquillo en la lectura del partido, que ganó el Real Madrid por 1-3. Demostró que los galones con él no dependen de la edad y puso a jugar en una gran cita a los imberbes Pedri y Ansu Fati, en un momento del curso en el que Coutinho se imponía a Dembélé y Antoine Griezmann iniciaba en el banquillo uno de esos partidos que marcan.


Pero su equipo se partió desde la falta de estabilidad en el doble pivote, sin soluciones Sergio Busquets ni De Jong a la sorpresa de Zidane en su once.


La figura del uruguayo Fede Valverde vivió su gran momento. Imponiendo su físico.

Segundo asalto del combate entre Zidane y Koeman