La instalación de un nuevo paso peatonal en la avenida de Arteixo obliga a cortar un carril

Dos operarios realizan los trabajos para la instalación del nuevo paso de peatones | patricia g. fraga
|

La avenida de Arteixo contará con un nuevo paso peatonal que cumple con una demanda vecinal, tal y como aseguran fuentes del Gobierno local. Los operarios tuvieron que cortar ayer el tráfico en un carril para realizar los trabajos, que no solo implican la colocación del paso en la calzada, sino que también tienen que desmontar la mediana para instalarlo.


Este nuevo paso está situado frente al polideportivo de A Sardiñeira, una zona de mucho tránsito ya que, además de estas instalaciones y de la cantidad de vecinos, así como la proximidad del centro de salud, el instituto de Urbano Lugrís está a escasos metros de distancia. Llama la atención, sin embargo, la cercanía de este nuevo elemento con el paso elevado que hay a veinte metros.


El corte del carril para realizar los trabajos no supuso ningún problema para el tránsito de vehículos, y eso que se trata de una zona de tráfico intenso, ya que conecta la ciudad con el acceso al polígono de A Grela, el de Sabón y con Arteixo, entre otras direcciones.


Fuentes del Ayuntamiento aseguran que esta actuación viene respaldada por el apoyo vecinal, ya que son ellos mismos los que solicitaron su instalación. La alternativa hasta ahora, además de utilizar el paso elevado, era ir a cruzar al paso de peatones más cercano, el que se localiza a la altura del centro de salud de Os Mallos. El presidente de la asociación Distrito Mallos, José Salgado, se muestra temeroso por un asunto que, en ese tramo de la avenida de Arteixo, cobra gran relevancia: la velocidad.


“Es una buena medida si viene acompañado de la instalación de un semáforo. Si el paso de peatones 

simplemente se pinta, tengo miedo, ya que los coches acceden a la ciudad desde el polígono a gran velocidad y podría ser peligroso”, considera el portavoz de los comerciantes.


Carril bici

Este nuevo paso de peatones enlazará con el carril bici que está proyectando el Gobierno local para conectar el polígono de A Grela con la ciudad.


El carril bici que el Ayuntamiento de A Coruña construirá entre la rotonda de A Grela y la calle de José María Rivera será el primero en ponerse en marcha de los que se proyectan para unir esta zona de la ciudad con el resto de la urbe.


El Gobierno local inició la licitación de los trabajos de ese tramo, que discurrirá por los dos carril externos de la avenida de Arteixo hasta la confluencia con la calle de Cesuras, por la que se accederá hasta la de José María Rivera. El presupuesto de esta actuación es de 209.743 euros y su plazo de ejecución es de cuatro meses.

La instalación de un nuevo paso peatonal en la avenida de Arteixo obliga a cortar un carril