El Juzgado coruñés se inhibe en el caso Fuenlabrada

Un jugador del Fuenlabrada abandona el hotel Finisterre para regresar a Madrid, tras permanecer varios días confinados en A Coruña por los positivos por Covid | quintana
|

La magistrada del Juzgado de Instrucción número 6 de A Coruña, que investigaba el viaje del Fuenlabrada a Galicia con positivos por coronavirus en su plantilla el pasado 20 de julio para disputar el último partido de la temporada en Segunda División, se ha inhibido en el caso en favor de los juzgados de Madrid.


En un auto del que informó ayer el Tribunal Superior de Justicia de Galicia, la jueza determina enviar a Fuenlabrada la investigación sobre el viaje del equipo de fútbol de la localidad madrileña.


La magistrada entiende que la instrucción ha de centrarse “en las circunstancias que rodearon la decisión última de permitir la expedición” del equipo, tras haber dado positivo en covid-19 el médico, el fisioterapeuta y el analista de vídeo del club fuenlabreño.


En base a eso, se ha inhibido a favor de los juzgados de Fuenlabrada para que sean estos los que indaguen sobre el traslado del equipo a Galicia al considerar que la decisión de viajar a A Coruña fue adoptada “por LaLiga, asesorada por un laboratorio médico, con la conformidad del Fuenlabrada, sin comunicación ni intervención de ninguna otra instancia deportiva o sanitaria”.


En el auto, contra el que cabe presentar recurso, la jueza interpreta que la posible imprudencia determinante de un resultado lesivo a la que se pudiera atribuir relevancia penal “tiene que ver con las decisiones adoptadas el día 19 de julio de 2020 que afectaban a una expedición que continuó desarrollando su actividad profesional con normalidad desde el primer positivo”.


Además, precisa que no resultaron contagiadas en su “partido judicial personas ajenas a la expedición” del Fuenlabrada.


El Deportivo y el Fuenlabrada tenían que haberse enfrentado el 20 de julio del año pasado en la última jornada de Segunda División, que estaba prevista en horario unificado.


El conjunto madrileño, que se jugaba la promoción de ascenso, viajó a Galicia el mismo día del partido después de haber detectado los primeros casos de Covid-19 en las jornadas previas.


Con el Fuenlabrada alojado en un hotel de La Coruña y con un brote de coronavirus, se decretó la suspensión del partido con el Deportivo, pero no así el resto de encuentros de la jornada.


Sin competir

El equipo coruñés se vio afectado por los marcadores que se dieron ese día y confirmó su descenso a Segunda División B sin poder competir.


El partido aplazado se disputó en agosto con victoria del Deportivo, que no pudo evitar el descenso ni en el terreno de juego ni en los despachos, mientras que el Fuenlabrada se quedó fuera de las posiciones que daban opción a luchar por el ascenso.

El Juzgado coruñés se inhibe en el caso Fuenlabrada