Una tromba de agua sorprende a los coruñeses con inundaciones

La tromba de agua expulso de la calle a los coruñeses | patricia g. fraga
|

Alrededor de las cuatro de la tarde de ayer los coruñeses se vieron sorprendidos por una fuerte tormenta, la primera de esta primavera. El fenómeno meteorológico vino acompañado de un importante aparato eléctrico y fuertes precipitaciones que causaron varios incidentes por la ciudad cuando desbordó la capacidad de la recogida de pluviales. En total, los pluviómetros recogieron 25 litros de agua en solo diez minutos, según datos de Meteogalicia.


Por su parte, Francisco Infante, portavoz de la Agencia Española de Meteorología (Aemet) señaló que: “25 litros no es mucho si caen a lo largo del día. Entonces nos parecería un día lluvioso, sin más, pero en solo diez minutos es muchísimo, una cantidad importante”. La de ayer fue la que Infante calificó como una “tormenta convectiva”. Es decir, que no proviene de las típicas borrascas que azotan la ciudad desde el Atlántico, sino un producto de la inestabilidad y del calentamiento atmosférico. Es decir: una verdadera tormenta primaveral.


La lluvia cayó con tanta fuerza que, por un momento, el paisaje se volvió borroso para los que se asomaron a las ventanas. En Riego de Agua, el agua comenzó a salir a borbotones de las arquetas que se salieron del sitio por la presión del líquido.


También se registró otro caso en el túnel bajo la rotonda de A Pasaxe, que movilizó a la Guardia Civil, puesto que el paso se inundó durante unos minutos y el agua embalsada suponía un peligro para la circulación.


En el área

Peor fue la incidencia en Bergondo. En la calle Parroquia de Lubre, en el polígono Industrial del municipio, la lluvia anegó la vía hasta el punto de que cubrir casi completamente un vehículo aparcado allí. Ata el lugar se desplazó un equipo de Protección Civil, que reguló y desvió el tráfico, indicando a los conductores una alternativa para rodear la enorme balsa de agua.


Igualmente se registraron incidencias en Arteixo, incluido una balsa de agua en la travesía de Sabón e inundaciones particulares. Infante señaló que se trató de “una tormenta relativamente fuerte” y que, además de la lluvia, descargó entre 250 y 300 rayos en toda la comunidad autónoma. Como provenía del sur, fue Santiago y la parte meridional de la provincia la que notó con más fuerza sus efectos.


La primavera está siendo seca y cálida, señala Infante. El meteorólogo recuerda que esta semana se han registrado temperaturas muy alta, como la del miércoles, en la que el termómetro llegó a los 28 grados: “Propia de un buen día de verano”.

Una tromba de agua sorprende a los coruñeses con inundaciones