El Básquet Coruña se topa con la ley de Murphy en Granada

El finlandés Alex Murphy se dispone a machacar el aro ante Jakstas | Fermín Rodríguez/Fundación CB Granada
|

“Si algo malo puede pasar, pasará” es una frase que resume el significado de la ley de Murphy, un principio que trata de explicar el porqué de los acontecimientos, normalmente desde una óptica negativa. Nada tiene que ver con la derrota del Básquet Coruña. O sí. Al menos en el apellido del ingeniero aeroespacial estadounidense que da nombre a la conocida premisa, Edward Murphy. Otro Murphy, de nombre Alex, fulminó al equipo naranja en Granada.


La explosión del ala-pívot finlandés, que anotó 15 de sus 19 puntos en el tercer cuarto –todos en la segunda mitad– dispararon al equipo local. El acierto de Murphy, secundado por un Bamba Fall imparable bajo los aros y unido a los errores propios del Básquet Coruña en los dos lados de la cancha, acabó en derrota, la segunda seguida fuera de casa para los de Sergio García.


Pírrico inicio


Los dos equipos protagonizaron un primer cuarto sonrojante en ataque. Del 2-6 inicial para los herculinos se pasó a un pírrico 12-8 en los diez minutos iniciales. Todo lo que falló el Básquet Coruña en el primer periodo lo enchufó en el segundo. Dos triples de Javi Vega y otros dos de Monaghan (0-12) propiciaron dos tiempos muertos del técnico Pablo Pin.


La reacción local y otro parón de Sergio García dieron paso a un intercambio de canastas tan vistoso para el espectador como desesperante para los banquillos. La ‘marea naranja’ se mantuvo por delante al descanso (29-32) gracias a su acierto desde el arco (6 de 9 en el segundo cuarto), pero el Granada empezó a dar síntomas de recuperación con dos bases en pista y el poderío de Fall bajo los aros.


Tras el paso por los vestuarios, dos figuras brillaron por encima del resto: el finlandés Murphy por parte local y Lottana Nwogbo por parte visitante. Siete puntos del pívot nigeriano, un triple de Jakstas y otro de Dago Peña mantuvieron al Básquet Coruña en el partido cuando más apretaba el equipo andaluz, pero la racha de Murphy, con otros ocho puntos seguidos, abrieron la diferencia en el luminoso al final del tercer cuarto (56-50).


Tres puntos en seis minutos


La dinámica negativa de los naranja se acentuó en un último periodo para olvidar. No es factible ganar un partido con tres puntos en seis minutos: un mate de Monaghan y un tiro libre de McGhee (negado desde los 4,60). Por entonces el Granada había alcanzado su máxima diferencia (+11), pero se resistió el equipo de Sergio García con dos triples de Matulionis (65-60). Respondió Díaz, también desde el arco, para cerrar un partido con Murphy en plan dominador. La tostada cayó del lado de la mermelada.


Echó de menos el Básquet Coruña el cerebro de Pecius en los momentos importantes y algo más profundidad en la rotación –Zyle no pisó la pista y Badmus jugó seis minutos–, pero no hay tiempo para lamentarse. El domingo espera el tercer partido en seis días. Será en Riazor contra el Almansa, colista del grupo.


CB Granada (12+17+27+18): Bropleh (7), Murphy (19), Manu Rodríguez (5), Lluis Costa (10), Fall (16) –quinteto inicial– Bortolussi (2), Germán Martínez (2), Christian Díaz (9), David Iriarte (0), Edu Gatell (4).


Básquet Coruña (8+24+18+15): Peña (11), Jakstas (4), Monaghan (8), Nwogbo (14), Belemene (5) –quinteto inicial– Badmus (0), Javi Vega (8), Maiza (3), McGhee (4), Matulionis (8).


Árbitros: García León, Marqueta Gracia, Espiau Guarner. Sin eliminados.

El Básquet Coruña se topa con la ley de Murphy en Granada