La “liberación” del muelle de Calvo Sotelo empieza en los silos de Bunge

Las tareas comenzaron ayer y se alargarán durante unas cinco semanas | Pedro Puig
|

La Autoridad Portuaria de A Coruña inició el desmantelamiento de los silos de Bunge Ibérica en el muelle de Calvo Sotelo, continuando así con la “liberación” de los terrenos de cara a su apertura a la ciudadanía de A Coruña.


Las obras, que se extenderán unas cinco semanas, tienen un coste de 78.000 euros, que asumirá la empresa, en virtud de acuerdo alcanzado para la extinción de su concesión en Calvo Sotelo.


Bunge Ibérica ya viene utilizando para su actividad de importación de cereales las instalaciones del Puerto Exterior de Punta Langosteira.


La obra comprende el derribo de los seis silos metálicos que integraban la concesión, además los elementos auxiliares como son la escalera, depósito de acero, equipo de carga de camiones, caseta de servicio, tubería de conexión con el cantil y cierre, informó el Puerto de A Coruña.


La previsión es que el muelle de Calvo Sotelo quede liberado en 2022, con el traslado de las operaciones al puerto exterior o a otros muelles del interior y, de este modo, en los próximos meses se desmantelarán también las instalaciones de Olesosilos de Galicia, que ya está construyendo su terminal en Punta Langosteira.


Además, entre los meses de abril y junio se llevarán a cabo las actuaciones necesarias para adecuar el muelle de Batería a usos ciudadanos, con actividades a partir del verano de 2021.


Durante el pasado fin de semana, miles de coruñeses acudieron al muelle de Trasatlánticos para disfrutar del paseo por el puerto y de la exposición “Contra viento y marea”, integrada por fotografías relativas a la pandemia y al confinamiento decretado hace un año que fueron remitidas por ciudadanos a la Autoridad Portuaria. La actividad se mantendrá toda esta semana, de 8.30 a 20.30.


Respuesta

El presidente de la Autoridad Portuaria, Martín Fernández Prado, destacó la excelente respuesta ciudadana a esta iniciativa, tanto por la elevada afluencia como por el civismo demostrado y a partir de ahora se buscarán fórmulas para retomar la apertura del muelle, compatibilizando el uso ciudadano con el respeto a la normativa internacional de seguridad portuaria.


En cuanto a los próximos hitos en el proceso de transformación de los muelles, Prado destacó la reunión que está prevista para la próxima semana entre el presidente de la Xunta y el ministro de Transportes para avanzar en la búsqueda de soluciones al modelo de gestión de los terrenos portuarios, a la deuda que ha contraído la Autoridad Portuaria con la construcción del Puerto Exterior y a la ejecución del enlace ferroviario de Langosteira.

La “liberación” del muelle de Calvo Sotelo empieza en los silos de Bunge