Ganar ya no es tan fácil para el Deportivo Abanca

Blanco no cometió errores y fue la futbolista más regular de las blanquiazules ayer.
|

Dicen, para entender las diferencias entre equipos, que las categorías están para algo. En este caso, Deportivo Abanca y Real Madrid comparten la misma liga, la Primera Iberdrola, pero la diferencia reside en los presupuestos. Mientras el conjunto de David Aznar se permitió tener calentando a Kosovare Asllani más de media hora en la segunda mitad, el de Manu Sánchez solo encontró una solución entre las suplentes: Michelle Romero. El Madrid ganó gracias a dos momentos de inspiración en los que Olga Carmona fue asistente y Marta Cardona primero y Sofia Jakobsson después las goleadoras.


Manu Sánchez optó por el mismo dibujo que dos semanas atrás contra el Rayo Vallecano (3-0 en Abegondo) y solo con una variación (y obligada) en el once inicial: Lady Andrade sustituyó a la sancionada Athenea del Castillo. Todo lo demás, igual, aunque la novedad de Lady retocó el planteamiento. La colombiana es una futbolista anárquica que poco tiene que ver con la verticalidad de Athenea. Mientras una es vertical, la otra amasa la pelota. Eso sí, en el trabajo defensivo no se le puede recriminar nada, al menos en el primer tiempo. Andrade se sacrificó en el repliegue pero fue poco determinante en ataque más allá de los habituales amagos con pisadas más vistosos que productivos.


El Deportivo fue un equipo atrevido en la primera mitad. Lejos de temer el potencial del Real Madrid en todas las líneas, presionó alto en la salida de balón del rival, fue agresivo en defensa y, cuando por las circunstancias le tocó permanecer en bloque bajo, las futbolistas blanquiazules alcanzaron la concentración necesario como para anticipar, disputar o evitar situaciones de centro-remate.


Las dos primeras grandes ocasiones fueron del Depor. La primera surgió por la banda izquierda con circulación a pocos toques entre Eva Dios, Peke y Gaby, que consiguió ganar línea de fondo y dar un interesante pase atrás que Alba Merino, entrando desde segunda línea, no consiguió colar entre los tres palos. La otra clara de las locales fue, precisamente, en una presión alta en la que Gaby robó a Maite Oroz a la altura de la frontal del área. El disparo con la zurda de la venezolana llevó maldad pero no veneno.


El Madrid, que lucha por acceder a la Champions, no dio muestras de ser un equipo superior al Deportivo, al menos ayer en Abegondo. Las tres futbolistas más avanzadas –Marta Cardona, Jessica Martínez y Sofia Jakobsson apenas inquietaron a las defensas blanquiazules. Sus mejores ocasiones del primer período tuvieron a Jessi como protagonista: primero con un cabezazo picado tras centro de Cardona que Sullastres desvió a córner y después con un remate en una acción de izquierda a derecha que dio en una defensa local llevando también el cuero a saque de esquina.


Segunda parte

La entrada de Olga Carmona por Jessica en el descanso le dio otro aire al Madrid. La recién incorporada ocupó el extremo derecho y Jakobsson actuó en punta. No se habían cumplido ni seis minutos del segundo acto cuando un centro tan raso como perfecto de Olga encontró una finalización maravillosa de Cardona, que había atacado el primer palo ante la mirada de Iris, con el tacón. La bola entró mansa por el segundo palo ante la sorpresa de Sullastres.


El Madrid estuvo mejor en el segundo tiempo pero no mostró superioridad aplastante. El 0-1 daba opciones al Depor pero en el 83 se desvanecieron. De nuevo un pase en profundidad de Olga encontró a Jakobsson en su mejor escenario: metros y metros para correr. Iris no acertó a desbaratar la acción y la sueca se plantó en el área para finalizar. No lo hizo de forma muy precisa porque su remate fue centrado, pero Sullastres no tuvo la intuición suficiente como para despejar. El esférico acabó en la red (0-2) y el partido murió. Ni mucho menos fue un paseo del Real Madrid. Ganar ya no es tan fácil (ni para los grandes) ante el Deportivo. 

Ganar ya no es tan fácil para el Deportivo Abanca