El Ejecutivo gallego defiende el “derecho” constitucional de Abanca a abrir su universidad privada

El ministro de Universidades llega a una comisión del Congreso | aec
|

El secretario xeral de Universidades, José Alberto Díez de Castro, apuntó que el anteproyecto de ley para la creación de la Universidad Intercontinental de la Empresa, la primera privada en Galicia impulsada por Afundación, se encuentra preparado para su tramitación en el Parlamento de Galicia y defendió que su implantación representa “un derecho amparado en la Constitución”.


En respuesta a una pregunta del PPdeG en la Comisión de Educación e Cultura, Díez de Castro explicó que, tras recibir la autorización del Gobierno central y el paso por el Consello de la Xunta, la Cámara gallega deberá dar luz verde al anteproyecto de ley. Así, el responsable de Universidades detalló que podrá comenzar “un nuevo turno de modificaciones, informes y trámites” para permitir la implantación de la docencia, la investigación y el programa de doctorado de la universidad.


Asimismo, apuntó que, si la Cámara autonómica aprueba el anteproyecto de ley, será preciso que el Consello dé luz verde a un decreto mediante el que autorice la desascripción del Ieside de la Universidade de Vigo (Uvigo) y el inicio de la actividad de la nueva institución de educación superior, ya que la normativa autonómica “prohíbe esa simultaneidad”.


Además, explicó que será preciso que se solicite el reconocimiento de la Xunta para la creación de las facultades e institutos de investigación de la universidad privada, así como que se autorice la implantación de las titulaciones que se busca impartir, que suman cuatro grados y cuatro máster. En todo caso, confió en que, si no se presentan demoras o problemas en la tramitación, la puesta en marcha de la nueva universidad pueda tener lugar en el curso 2022-2023.


Cumplimiento de las normas

El secretario xeral de Universidades también destacó que la creación de una institución de educación superior de carácter privado representa un “derecho amparado en la Constitución”, por lo que “lo único que se puede hacer” ante una solicitud de esta índole “es comprobar si las normas autonómicas y estatales se cumplen o no” y actuar en consecuencia.


Precisamente, remarcó que el ministro de Universidades, Manuel Castells, se mostró favorable a la creación de instituciones de educación superior privadas de calidad y subrayó que el expediente relativo a la impulsada por Afundación “fue revisado por 11 órganos”, así como que un estudio técnico del ministerio corroboró el cumplimiento de los requisitos que establece la normativa. Respecto al informe desfavorable del Consello Económico e Social (CES), dijo que se subsanaron los aspectos contemplados.


Adicionalmente, Díez de Castro dijo que el real decreto que se publicará en los próximos meses en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y que requerirá que las universidades ofrezcan titulaciones en tres disciplinas de conocimiento no afecta a este proyecto dado que su tramitación comenzó de modo previo. 

El Ejecutivo gallego defiende el “derecho” constitucional de Abanca a abrir su universidad privada