Ayuso busca el hueco en las listas para Toni Cantó con las dudas sobre su empadronamiento

|

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, busca encaje al exportavoz de Cs en las Cortes valencianas Toni Cantó, después de que la dirección de Pablo Casado se adelantase a su candidata al anunciar que Cantó concurriría como independiente en la lista del 4 de mayo.


La llegada de Cantó al proyecto de Isabel Díaz Ayuso se anunció anoche, pero su equipo no lo ha confirmado y la presidenta madrileña se ha limitado a decir, abordada por los medios en el entorno de la Puerta del Sol que están "negociándolo y hablándolo".


"Soy amiga de ser muy discreta y también, desde luego, de respaldar a todas las personas que han gestionado bien y que han estado conmigo acompañándome en el grupo parlamentario", ha asegurado Ayuso.


La candidata del PP y artífice del adelanto electoral anunció ayer que todos sus consejeros la acompañarían en la papeleta, de los puestos dos a ocho, y que también contaba con la secretaria general del PP madrileño, Ana Camins, y el director de su campaña y portavoz del PP en la Asamblea, Alfonso Serrano.


Mientras Ayuso opta por la discreción, en el PP anunciaron ayer el paso de Cantó asegurando que: "Entre socialismo y libertad, Cantó apuesta por la libertad y hace más grande nuestra formación política".


Los 'populares' enmarcaron el desembarco de Cantó en la apertura del PP a simpatizantes, afiliados y cargos de Cs, una oferta lanzada tras la moción de censura presentada por Cs y el PSOE en la Región de Murcia y que está desangrando a la formación de Inés Arrimadas, que ha perdido ya a una quincena de cargos.


Además, el propio Cantó ha dado este jueves múltiples entrevistas en televisión y radio, donde menos de diez días después de abandonar Cs, ha asegurado que concurre en Madrid porque considera "esencial sumar fuerzas" en torno a la presidenta, ya que "hay peligro real de que gobierne el sanchismo e Iglesias".

Cantó, que se ha referido en varias ocasiones a Ciudadanos como su partido -en el que aún continúa afiliado- ha defendido que no es él quien se ha movido, sino los de Arrimadas, que han dado un "giro totalmente incomprensible".


En el PP le ha dado en público la bienvenida el portavoz nacional del PP y alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, que ha elogiado del exdirigente naranja que "siempre ha dicho lo que ha pensado".

Pese a las diferencias entre Génova y la Puerta del Sol, Martínez-Almeida ha negado que exista un choque entre Ayuso y Casado, pues aunque no sabe si el fichaje es de la presidenta o viene "de arriba" da por hecho que "es una decisión del PP y por tanto una decisión de Isabel Díaz Ayuso pero también con la dirección nacional".


El "teatro"

El nuevo cambio de filas de Cantó, que se presentará a unas elecciones por la cuarta marca política de su trayectoria política -tras Cs, UPyD y Vecinos por Torrelodones- le ha granjeado acusaciones de transfuguismo y críticas, sobre todo de Cs, que lo vio marchar hace menos de diez días.


La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, se ha mostrado sorprendida por el salto, pero no ha criticado a Cantó al que considera "amigo". "Nada me hacía presagiar que realmente estaba cerca del PP. Él siempre era muy pro Ciudadanos".


El vicepresidente andaluz y dirigente naranja Juan Marín sí ha sido crítico y ha reclamado para Cantó el premio Goya a la mejor interpretación.


"Primero dijo que se iba a su trabajo y a hablar con su agente, pero parece que ha cambiado de opinión y ahora lo que dice es "me voy al PP"", ha lamentado Marín, que cree que su actuación ha sido "premeditada".


El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha aseverado que el transfuguismo es "indignidad" y la ministra de Defensa, Margarita Robles, ha dicho que "es importante ser coherente con unos principios" y que "estaría bien que los servidores públicos no diesen bandazos".


La portavoz de Más Madrid y adversaria de Ayuso el 4M, Mónica García, ha utilizado también el símil actoral para censurar a Cantó. "Hace meses que dijo que se iba a dedicar a lo suyo, lo suyo es hacer teatro en el mundo político", ha señalado, al tiempo que le ha acusado de "ir de flor en flor".


En Vox su portavoz en la capital, Javier Ortega Smith, ha defendido la libertad de Cantó para ir donde le dé la gana", pero ha agregado que en su partido "no se viene a hacer carrera política personal" y ninguno está "por los intereses personales ni por medrar en la política".


La ley electoral

Queda por resolver la incógnita de si Cantó podrá formar parte de la candidatura de Ayuso porque se empadronó en Madrid "hace unos días", con el objetivo, ha dicho en televisión, de buscar trabajo en la capital.


Su empadronamiento sería por tanto posterior al cierre del Censo Electoral, pero a tenor de la ley electoral podría ser candidato.


Según el artículo 2.2, para poder ejercitar el derecho al voto es "indispensable la inscripción en el Censo Electoral vigente".


Sin embargo, el 4.2 añade que "los que aspiren a ser proclamados candidatos y no figuren incluidos en las listas del Censo Electoral vigente, referido al territorio de la Comunidad de Madrid, podrán serlo siempre que con la solicitud acrediten de modo fehaciente que reúnen todas las condiciones exigidas para ello". 

Ayuso busca el hueco en las listas para Toni Cantó con las dudas sobre su empadronamiento