El toque de queda seguirá a las diez de la noche también en Semana Santa

La Ministra de Sanidad, Carolina Darias, en rueda de prensa para explicar los acuerdos del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. EFE/Juan Carlos Hidalgo
|

El Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas han descartado este miércoles endurecer las medidas que ya acordaron para la Semana Santa, con lo que han optado por no adelantar ni el cierre de la actividad esencial ni el toque de queda a las 8 de la tarde.


Así lo han informado a Efe varias fuentes cercanas al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, que indican que Sanidad finalmente no ha propuesto el endurecimiento de los horarios tal y como había sondeado ayer la ministra Carolina Darias a varias autonomías. 


A lo largo de la jornada de este miércoles, distintas informaciones aseguraban que la ministra de Sanidad, Carolina Darias, se habría puesto en contacto con algunos consejeros de Salud de distintas Comunidades Autónomas para sondear la posibilidad de adelantar el toque de queda a las 20.00 horas en Semana Santa.


Este punto ha sido desmentido en Galicia tanto por el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, como por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que han precisado que el planteamiento hacía referencia al adelanto del cierre de actividades no esenciales a esta hora.


Finalmente, en el Consejo Interterritorial de esta tarde no se ha acordado incluir ninguna nueva medida sobre horarios en lo referido al toque de queda y a la actividad no esencial. El documento que se acordó hace unas semanas establecía las 23.00 como la hora límite para el toque de queda en estas fechas.


De hecho, en la reunión de este miércoles ha estado presente el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que ha señalado a las autonomías la necesidad de controlar las medidas que se desprenden de este documento compartido de actuaciones en la Semana Santa.


Además, ha habido varias CCAA que han pedido un control exhaustivo de las fronteras, tras las críticas al Gobierno por permitir el turismo extranjero pero no la movilidad entre distintas autonomías. Aquí, Marlaska ha defendido el control que ya existe en los aeropuertos.

El toque de queda seguirá a las diez de la noche también en Semana Santa