El área sanitaria resta cuatro activos en un día marcado por las pocas PCR

|

El área sanitaria resta cuatro casos activos en un día marcado por el número de PCR realizadas (669), notablemente inferior a las del informe anterior (1073).


Así, A Coruña-Cee, que anotó treinta contagios –la mitad que hace una semana– registra un nuevo mínimo en este 2021, pasando de los 959 activos a 955. También la situación asistencial sigue en descenso, con cuatro ingresados menos en las unidades de hospitalización convencional, donde continúan 72 enfermos con coronavirus, aunque los mismos casos en la UCI (22).


De ellos, en el Complexo Hospitala (Chuac) atienden a 85, de los que 18 están en la UCI, mientras que tres pacientes permanecen en planta del HM Modelo y uno en su UCI, y tres siguen ingreados en el Quirón, uno en la UCI.


En las últimas horas no se registraron víctimas en el área sanitaria, confirmó Sanidade.


A Coruña sigue siendo la ciudad con peor dato de la comunidad, pero la incidencia acumulada sigue reduciéndose, tanto a catorce como a siete días, de acuerdo con las cifras aportadas por el Servicio Galego de Saúde.


También desciende las IA en Arteixo, Bergondo, Cambre y Culleredo, mientras aumenta en Betanzos, Oleiros y Sada).


Los activos en centros educativos no universitarios del área sanitaria se sitúan en 177 (-4) y son siete las aulas en cuarentena (-1). En el conjunto de Galicia el número de casos subió respecto al informe anterior, publicado antes del puente de San José.


La Federación de ANPAS de centros públicos de la provincia exige a la Xunta que vacune a los monitores de comedor y de actividades extraescolares porque "nuestras hijas e hijos no solo están en contacto directo con los docentes", señalan en un comunicado en el que también denuncia "un agravio" con respecto a la escuela concertada, puesto que los colaboradores de comedor de estos centros "sí están siendo llamados a vacunarse" por haberse "permitido" incluirlos en el listado de personal, relatan las ANPA.


Este organismo se dirigió a la Consellería de Cultura, Educación en un escrito para pedir que se incluyese a estos profesionales en el mismo grupo de vacunación que los docentes, pero la Xunta respondió que no considera a estos trabajadores "esenciales" ni tampoco "están entre los colectivos de riesgo, y que por todo eso deben esperar a que les corresponda vacunarse dentro de su grupo de edad", alertan las ANPA.


Ante esta respuesta se dirigieron al Servizo Galego de Saúde para exponer esta situación, pero en este caso sin recibir "respuesta alguna", pese a que la campaña incide en que es "primordial" conseguir que los centros "sean un espacio seguro para el alumnado", lo que no se logrará si no se vacuna todo el personal, también al que depende de las ANPA.

El área sanitaria resta cuatro activos en un día marcado por las pocas PCR