Culleredo alerta de la saturación de los autobuses metropolitanos pese a la situación del Covid-19

El municipio solicitará que se extienda el transporte urbano a O Burgo, Fonteculler o Vilaboa si la situación no mejora | P.edro Puig
|

La elevada ocupación de los autobuses metropolitanos en una situación de crisis sanitaria como la actual inquieta a los vecinos y al Ayuntamiento de Culleredo. Los responsables municipales aseguran que este fin de semana “se dio en varias expediciones, con los vehículos atestados de viajeros, lo que incluso provocó incidencias en alguno de los servicios, tal y como trasladaron numerosos usuarios”, denuncian desde el Gobierno de Riobóo.


Los trayectos en los que se dio el problema fueron los que unen Culleredo con A Coruña en horas punta, como la expedición del mediodía y la de última hora de la tarde, cuando “se vieron buses llenos de viajeros tanto sentados como de pie” a pesar de las restricciones establecidas para contener la expansión del Covid-19.


El alcalde cullerdense, José Ramón Rioboo, considera “inadmisible” una situación de esta índole en este contexto sanitario y demanda a la Consellería de Infraestruturas, titular del servicio, que adopte “medidas inmediatas” para que no se vuelvan a repetir escenas como las vividas en Culleredo. “La seguridad de los viajeros es irrenunciable”, dijo Riobóo.


Inspecciones

El regidor incide en que la Xunta debe “extremar” las inspecciones en los servicios pues, en su opinión, “no está ocurriendo” y así se ha podido comprobar en semanas sucesivas, especialmente los sábados y domingos, como los del puente de San José.


Así, “ante esa pasividad, la Policía Local de Culleredo ejercerá el control el próximo fin de semana con el objetivo de asegurar que los viajes se producen en condiciones de seguridad o, de lo contrario, efectuar la denuncia pertinente”, añadió Riobóo.


Desde el Gobierno de Culleredo inciden en que la reducción de las frecuencias en horas en horas punta es uno de los motivos que causa esta saturación en los autobuses, por lo que apunta al incremento de servicios como actuación urgente: “El transporte metropolitano debe guiarse por criterios de calidad, no por los económicos”, aseveró el mandatario, quien también mostró su “solidaridad y apoyo a los conductores de los autobuses, que se quedan en muchas ocasiones desamparados en momentos de aglomeración y son la única cara visible para los usuarios”, apostilló José Ramón Rioboo.


El alcalde apunta que de no mejorarse planteará la llegada del bus urbano de A Coruña a Fonteculler, Vilaboa u O Burgo para impulsar una mejora clara en los servicios pues “si el bus metropolitano no funciona en las condiciones adecuadas, estaremos habilitados y respaldados para buscar otras opciones”, afirmó, destacando que “lo primordial es ofrecer soluciones de movilidad adecuadas a los vecinos” de Culleredo. Sostiene que el reciente dictamen del TSXG habilitar al Ayuntamiento de Culleredo a promover un acuerdo de este tipo.

Culleredo alerta de la saturación de los autobuses metropolitanos pese a la situación del Covid-19