Caballitos de feria y coches de choque para protestar por la falta de ingresos

Los feriantes, vestidos de nazarenos de Semana Santa, para protestar por la falta de actividad debido a las restricciones por el covid 19/Lavandeira jr/EFE
|

Un centenar de feriantes se han manifestado en procesión por las calles de Santiago de Compostela para exigir a la Xunta que les permitan trabajar e incluirlos en el plan de desescalada de medidas contra la pandemia de covid-19, ya que llevan más de un año y medio sin poder realizar su actividad y en una situación "muy difícil" económicamente.


Vestidos de nazarenos y con caballitos de feria y coches de choque como principales pasos, unos cien feriantes han recorrido las calles de la capital gallega desde el edificio administrativo sede de la Xunta, en el barrio de San Caetano, hasta la céntrica plaza del Obradoiro, en primer lugar, pasa después dirigirse al Parlamento, con el objetivo de reivindicar su derecho a trabajar.


"Y la feria pa cuando", han clamado los manifestantes, al ritmo de música y de bocinas, en una procesión en la que se podían leer pancartas con mensajes como "Atracciones de Feria S.O.S", "Necesitamos trabajar" o "Si el parque de atracciones puede trabajar, ¿Por qué nosotros no?".


"Tenemos que desarrollar nuestra actividad, necesitamos trabajar y abrir nuestros negocios. Que la Xunta nos quite la restricción y la prohibición de poder trabajar y nos meta ya en la desescalada", ha señalado a Efe una de las feriantes, Beatriz Camarero.


Los feriantes llevan paralizados desde el 4 de noviembre, pero sin mover las atracciones y las máquinas están desde octubre de 2019, es decir, "18 meses sin sacar los aparatos a la calle", ha indicado Camarero.

"Con 18 meses sin ingresos y teniendo que tirar de los ahorros no se puede sobrevivir", asegura, y señala que las máquinas "se están pudriendo en los almacenes" porque necesitan "un mantenimiento" y a muchas de ellas "les va a costar arrancar y salir porque llevan mucho tiempo paradas".


A pesar de que están con "ingresos cero", las familias en Galicia dedicadas al sector tienen que seguir afrontando diferentes costes fijos, como seguros, pese a que de momento tienen paralizados, mantenimiento de maquinarias y el coste que supone iniciar una temporada, que el año pasado perdieron, ya que finalmente no pudieron salir a ejercer su actividad.


"Hay familias numerosas con un cese de 600 euros y con eso no se mantiene ni una casa, ni una familia ni una empresa", expone Camarero, que asegura además que es un colectivo "familiar", porque todos trabajan en el sector y "los ingresos provienen todos del mismo negocio". "No es que trabaje el marido en la feria y la mujer fuera", explica la feriante, y asegura además que existen unas 200 o 300 familias en Galicia que están en esta situación y que en puestos de trabajo, sumando el personal ajeno, podrían ser 500 o 600 puestos de trabajo afectados.


"Lo bueno de los feriantes es que somos muy polifacéticos y podemos buscarnos la vida. Muchos compañeros se han metido al transporte, en otras empresas. Pero hay gente que lo ha pasado mal, que ha tenido que ir a Cáritas", afirma.


Con vistas al verano, el colectivo espera que la Xunta levante las restricciones impuestas para después "poder empezar a solicitar a los ayuntamientos la instalación de las atracciones", una actividad que quieren poder realizar "aunque no sea en momento de fiestas o verbenas".


El sector reivindica además que su actividad es "al aire libre" y que hay otras que pueden resultar "más peligrosas" y, sin embargo, tienen el permiso de la Xunta para realizarse.


Según Camarero, existe un protocolo específico para el sector en el Instituto Galego de Seguridade e Saúde Laboral (Issga), en el que se tienen en cuenta medidas como la mascarilla obligatoria, distancia social de un metro y medio, gel hidroalcóholico, restricciones de aforo y señalización de entrada y salida a las atracciones, las mismas medidas "que ya existen en otros sectores".


"Si tiene que haber límite de aforo o restricciones horarias, pues se cumplen. Pero lo importante es que nos metan en la desescalada", insiste Camarero, que además apunta que en otras comunidades autónomas como Castilla y León o Andalucía los feriantes sí que están montando atracciones porque además "no se ha demostrado que haya focos de contagio en las atracciones de feria".


La situación por el momento es "insostenible", relata otro feriante, Claudio, que pide que "aunque sea sin fiestas", puedan trabajar porque lo están pasando "muy mal". "Vemos que viene la Semana Santa y que volvemos a quedarnos sin trabajar, parados en casa", relata por otra parte Ventura, y asegura que "los ingresos se acabaron para casi todo el mundo" y que necesitan una solución "ya" para poder sobrevivir.

Caballitos de feria y coches de choque para protestar por la falta de ingresos