Un político “soso, serio y formal”

Ángel Gabilondo | aec
|

La política española está tan desquiciada que el hecho de que un candidato se presente como “soso, serio y formal” se convierte en algo positivo. Y eso es lo que ha hecho Ángel Gabilondo, que presenta su falta de estridencias y excentricidades como uno de sus puntos positivos para convertirse en presidente de Madrid. El problema es que, ahora mismo, parece que los ciudadanos apuestan por fórmulas más coloristas para que dirijan sus designios. Y, por lo tanto, Ayuso e Iglesias relegarán su presencia en la campaña al papel de mero paria, aunque aspire a ser presidente.

Un político “soso, serio y formal”