Cultura y Carmen Thyssen trabajan para cumplir los plazos de su acuerdo

El ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes | MARTA FERNÁNDEZ JARA
|

El ministerio de Cultura y los abogados de Carmen Thyssen continúan trabajando para cumplir los dos meses que se dieron para cerrar los flecos del acuerdo sobre la colección de la baronesa. Por ambas partes "hay voluntad" de llegar a un acuerdo, ha avanzado a Efe la directora general de Bellas Artes, Lola Jiménez-Blanco.


Aunque el acuerdo es firme, ambas partes se dieron dos meses para cerrar una seria de flecos, según señalaron a Efe fuentes de la negociación. Ese plazo se cumple el próximo 29 de marzo.


El acuerdo firmado incluye la vuelta del "Mata Mua" que se encuentra en paradero desconocido desde que hace casi un año, cuando la baronesa lo sacó del museo, y un alquiler anual de 6,5 millones de euros durante quince años por el grueso de la colección.


"Se está trabajando en ello y creo que es lo que de momento te puedo decir", ha dicho Jiménez-Blanco en una entrevista concedida a la Agencia Efe. "De momento hemos tenido un noviazgo estupendo y lo que se trata es de llegar a un final feliz", ha dicho la responsable de Bellas Artes.


Jiménez-Blanco cree que "todo está encauzado" y existe "voluntad absoluta" entre ambas partes para que, en primavera, el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza pueda celebrar el centenario de su fundador con "la estabilidad" de un acuerdo firmado.


"Estamos muy contentos. Ha sido un gran, gran, gran logro -recalca-. El ministro ha tenido un papel central y lo ha hecho muy bien, ha sido mucho tiempo de idas y venidas, de incertidumbre. A ningún museo le viene bien la inestabilidad, ahora se nos pone por delante una época de quince años de tranquilidad".


Jiménez-Blanco subraya una cuestión fundamental: el Museo Thyssen-Bornemisza es un museo nacional con una colección que se compró en los noventa al barón y que es pública. El acuerdo solo afecta a la colección de la baronesa, "que es una colección adicional", concluye la directora general de Bellas Artes. 

Cultura y Carmen Thyssen trabajan para cumplir los plazos de su acuerdo