Una profesora de la UDC explicará a Europa cómo funciona la detección de Covid en la Edar de Bens

Marga Poza, en el centro | aec
|

La profesora de la Universidad de A Coruña Marga Poza explicará en un foro de la Comisión Europea los resultados y el funcionamiento del proyecto de investigación que lidera y que está midiendo la presencia de coronavirus en las aguas residuales del área coruñesa a través de las instalaciones de tratamiento y depuración de la Edar de Bens.


“Monitorización de variantes del SARS-CoV-2 en aguas resresidualesiduais de A Coruña: CovidBens” es el título bajo el que se agrupa la investigación que está realizando la profesora coruñesa en colaboración con la empresa pública Edar Bens SA y que llegará al foro organizado por la Comisión Europea el próximo lunes, en una jornada en la que estarán también investigadores de referencia de Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Italia, Finlandia, Chipre o Alemania.


El foro y la presencia en él de Poza toma incluso más importancia después de que esta semana la propia Comisión Europea lanzase una llamamiento a sus países miembros para que estos analicen las aguas residuales y compartan los datos en una plataforma europea.


Ejemplo

Es decir, el trabajo que ya están realizando la UDC y la Edar Bens, a nivel coruñés, con la medición constante de la cantidad de virus que hay en las aguas de los municipios de A Coruña, Arteixo, Cambre, Culleredo y Oleiros –unos 450.000 habitantes– y con la realización de modelos predictivos que permiten tener una idea aproximada de cómo va a evolucionar la pandemia con una antelación de unos quince días gracias a la estimación del número de infectados según la carga viral de las aguas, con una fiabilidad próxima al 90%.


Y es que el proyecto CovidBens contribuyó a que la Comisión tomase esta decisión, puesto que el trabajo del equipo de Marga Poza, que lleva investigando desde abril del año pasado –en los inicios de la pandemia y el confinamiento– sirvió de ejemplo a nivel internacional.


De esta manera, Poza explicará su proyecto, que es el primer modelo epidemiológico basado en aguas residuales que se podría adaptar para rastrear la evolución de la pandemia en cualquier parte del mundo, monitorizando tanto a las personas que presentan síntomas como a las asintomáticas, lo que puede anticipar varios días la evolución del Covid en la población implicada.


Según explica la investigadora, este modelo “pode axudar a comprender, cun alto grao de fiabilidade, a verdadeira magnitude da pandemia nun lugar e nun momento dado e pode utilizarse como ferramenta eficaz de alerta temperá para predicir brotes”.


El equipo que lidera Poza tiene además la peculiaridad de que es completamente multidisciplinar, ya que incluye expertos en biología, informática, matemáticas, ingeniería y química. Financiado por Edar Bens SA aúna el trabajo de este equipo del Instituto de Investigación Biomédica (Inibic), el Centro de Investigaciones Científicas avanzadas (CICA), el Centro de Investigación de las TIC (Citic), todos pertenecientes a la UDC, y la Universidad de Viena.

Una profesora de la UDC explicará a Europa cómo funciona la detección de Covid en la Edar de Bens