Un informe estima en 730 millones de euros la inversión para que la conexión por tren a Ferrol sea competitiva

La alcaldesa de A Coruña, Inés Rey, durante su participación en la presentación del informe del Eixo Atlántico
|

Un informe realizado por el Eixo Atlántico presentado ayer estima en unos 730 millones de euros la inversión necesaria para que la conexión ferroviaria entre A Coruña y Ferrol reduzca sus tiempos hasta los 40 minutos y sea más competitiva.


El informe, rubricado por el ingeniero de caminos de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de la UDC, Miguel Rodríguez Bugarín, analiza la historia y las deficiencias de la vía y propone algunas actuaciones que mejorarían los tiempos y harían que el tren entre ambas urbes vuelva a tener atractivo para la población.


En total, se proponen inversiones divididas en tres tramos, correspondientes con tres partes del trayecto bien diferenciadas. Una de ellas correspondería al trazado entre Uxes y Betanzos y contaría con una cantidad cercana a los 250 millones de euros. Otra atiende solo al entorno de la línea a su paso por la villa betanceira, contemplando una inversión de unos 60 millones. Por último, se contemplan otros 420 millones para intervenciones enter A Insua (Betanzos) y Ferrol.


No obstante, apuntan en el informe que estos cálculos son estimados, ya que no se tiene en cuenta ni el IVA ni los costes en caso de que sean necesarias expropiaciones.


Propuestas

La línea entre la urbe herculina y la ciudad departamental cuenta con un recorrido que, en su momento de creación, se fue adaptando a la orografía, por lo que el resultado fue un trazado muy sinuoso.


Por ponernos en situación, solo entre Betanzos y Ferrol existen más de 80 curvas y unas quince rampas, además de que la inmensa parte del recorrido se hace en pendiente, ya sea ascendente o descendente.

Por motivos como este, el informe propone actuaciones que podrían ir reduciendo el tiempo. Una de ellas, sería eliminar el retroceso que se realiza en Betanzos-Infesta, a través de la creación de una nueva variante, que ya eliminaría seis minutos del total de trayecto entre A Coruña y Ferrol.


Entre las propuestas también se plantean intervenciones puntuales en el recorrido para tratar de ampliar la velocidad máxima que pueden alcanzar los ferrocarriles.


Además, se establece la posibilidad de crear dos nuevos puntos de cruce en estaciones, lo que permitiría aumentar la frecuencia de servicios, además de garantizar la circulación de trenes más grandes.


Otras de las propuestas del texto que firma Rodríguez Bugarín radican en la necesidad de que la 

adaptación de los trazados deberá permitir la circulación del tráfico mixto, de transportes y mercancías, motivo por el que se debe actuar para aumentar la velocidad y que la ruta sea competitiva.


La electrificación de este eje, la dotación del sistema Ertms, la permisión de trenes de mercancías más grandes o la definición del ancho de vía estándar son algunas de las ideas que vertebran el informe del Eixo Atlántico.

Un informe estima en 730 millones de euros la inversión para que la conexión por tren a Ferrol sea competitiva