La economía de España se acerca a una nueva contracción en el primer trimestre

La vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño | zipi
|

La economía española podría volver a contraerse en el primer trimestre del año debido al impacto de la tercera ola de la pandemia del Covid-19, según recogen instituciones como Funcas o la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF).


De confirmarse los pronósticos de los expertos consultados, la recuperación experimentada en la segunda mitad del pasado año se vería interrumpida en el primer trimestre de 2021, con una pequeña caída del PIB ligada tanto a los efectos del empeoramiento de la pandemia como a otros factores, como problemas en las cadenas de suministro globales o la propia erosión del tejido productivo.


La llegada de la pandemia a comienzos de 2020, con la consiguiente paralización de la actividad, afectó a la economía española ya desde el primer trimestre, cuando se contrajo un 5,3% intertrimestral, poniendo fin al crecimiento ininterrumpido iniciado en el cuarto trimestre de 2013.


Esta contracción se recrudeció en el tercer trimestre, cuando la economía se hundió un 17,9%, para después rebotar un 16,4% en el tercero y, pese a la segunda ola, sostener un pequeño repunte del 0,4% en el cuarto, que situó la caída media del PIB en el año en el 11%, la mayor de la serie.


Ahora, la última actualización de la herramienta de previsión del PIB en tiempo real de la AIReF estima una contracción del 1,4% en el primer trimestre, si bien los expertos advierten de que este tipo de herramientas no funciona correctamente en situaciones excepcionales como la actual.


La AIReF ajusta su previsión en tiempo real, a medida que se publican los diferentes indicadores, unas “sorpresas” o variaciones con respecto a la previsión inicial que pueden ser negativas -como la afiliación de enero o el consumo eléctrico de febrero- y otras positivas -como la producción industrial de enero-.


La economista senior de Funcas María Jesús Fernández espera un descenso “moderado” del PIB en el primer trimestre, inferior al 1%, como consecuencia del impacto de la pandemia tanto en España como en otros países europeos, que son sus destinos de exportación, algo que ya reflejaron los datos de empleo.

Fernández, que también añade otros elementos como el efecto de la borrasca Filomena o ciertos problemas de suministro industrial, cree que hasta la segunda mitad de 2021 no se verá “una recuperación significativa y sostenida” que, en cualquier caso, dependerá de la evolución del virus.


También el presidente de la Comisión Financiera del Consejo General de Economistas (CGE), Antonio Pedraza, prevé una contracción cercana al 0,3% para el primer trimestre, algo que ya avanzan algunos datos, como el consumo con tarjeta y la pérdida de la Semana Santa turística.


A pesar de ello, confía en que “estamos viendo la luz al final del túnel” y espera que, tras un segundo trimestre “plano”, la economía crezca con fuerza a partir del tercero gracias a la “capacidad de rebote” del turismo y los servicios siempre que se acelere el ritmo de vacunación en España y la UE.


Más optimista se muestra el economista jefe para España de BBVA Research, Miguel Cardoso, que espera un primer trimestre plano en el que los datos “bastante malos” de enero se compensen en marzo gracias a la flexibilización de las restricciones.


El Gobierno no desveló sus previsiones para el primer trimestre, pero el último cuadro macroeconómico estima un aumento del PIB en 2021 del 7,2%, que alcanzaría el 9,8% gracias a los fondos europeos, por encima de las proyecciones de otras instituciones. 

La economía de España se acerca a una nueva contracción en el primer trimestre