Las obras del cruce de Solymar cumplen tres meses sin actividad

Por el cruce de Solyumar pasan 50.000 vehículos diarios, según la DGT | javier alborés
|

El Ayuntamiento de Oleiros protestó ayer por la inactividad de las obras del cruce de Solymar. “Pasaron tres mes desde a colocación da primeira pedra e non vemos a obra por ningún sitio. É certo que hai un proceso, que teñen levantar actas nos edificios lindantes coa estrada, que teñen que mirar o que hai baixo o asfalto, pero entre unha cousa e outra van dando largas e en pleno verano, cando máis coches vai haber, poñeranse cos cortes de tráfico”, se lamentó el alcalde, Ángel García Seoane.


Con una inversión de 9,8 millones de euros y un plazo de ejecución de 34 meses, el nuevo enlace en el punto kilométrico 5,2 de la carretera AC-12 es, una de las actuaciones más reclamadas en los últimos años por vecinos, además de por los representantes municipales. El proyecto consiste en construir en la intersección de una glorieta elevada, la ordenación de accesos y los cruces peatonales, a lo largo de unos 0,6 kilómetros. De esta manera se pretende “mejorar la fluidez” de una vía por la que circulan 50.000 vehículos diarios, la N-VI, y que registra numerosos atascos.


Las obras comenzaron después de casi veinte años de protestas y reclamaciones, con un acto al que asistieron el delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, y el propio alcalde de Oleiros, que ahora reclama que la obra se ponga en marcha.


Revisión de viviendas

El Ayuntamiento, por su parte, tuvo que proceder a la revisión de las viviendas de Solymar. Los técnicos de la empresa encargada de construir el túnel previsto en esta intersección comenzaron a contactar con los residentes para concertar las visitas a los inmuebles con la idea de “avaliar o estado actual das vivendas e locais comerciais con carácter previo ao inicio das obras”.


Esta inspección, denominada “Protocolo de grietas”, consiste en realizar una revisión, que se registra notarialmente, del estado que presentan las viviendas antes de que se proceda a ejecutar las obras. De este modo, si durante los trabajos algún vecino alega daños en su vivienda, se podrá determinar si dichos daños se deben a las obras.


Desde el Ayuntamiento explicaron que “sacarán fotografías tanto nos pisos como nas zonas comúns por se houbera algún problema de deterioro coas obras do túnel, para que se paguen da nos en caso de que se produzan” y por eso pidieron la colaboración de los vecinos en caso de que los técnicos les llamen. Por el momento, no se ha anunciado la conclusión de estos trabajos de documentación, por lo que siguen en marcha. 

Las obras del cruce de Solymar cumplen tres meses sin actividad