La fuente de Méndez Núñez volverá a ponerse en marcha tras una restauración a fondo

La fuente de Méndez Núñez es uno de los monumentos más emblemáticos del centro | javier alborés
|

La fuente frente a la escultura de Concepción Arenal es uno de los símbolos de la ciudad. Durante mucho tiempo, se convirtió en el epicentro del botellón, con docenas de jóvenes sentados en el borde mientras vaciaban cubata tras cubata. El resultado fue que las bolsas flotando en el agua sustituyeron a los peces con el tiempo y la maquinaria se fue averiando. Ahora, la Concejalía de Medio Ambiente ha puesto en marcha un proceso de restauración y el Ayuntamiento espera que vuelva a funcionar en unas semanas.


El proyecto también incluye la eliminación del pequeño quiosco que se encuentra al lado de la fuente, que lleva mucho tiempo fuera de uso y que se encuentra muy deteriorado. Además, el personal técnico municipal llevó a cabo distintas pruebas en el entorno de la estatua de Emilia Pardo Bazán con el fin de realizaren un diseño floral. Para eso, fue necesario comprobar la calidad del sustrato que resultó haber sufrido muchos daños debido al botellón.


Medio Ambiente también tiene previsto realizar obras de rehabilitación en la zona más próxima a los muelles donde se realizarán labores de saneamiento y se sustituirán los arbustos por plantas con flores, se revisará el estado de los azulejos y se habilitará el nuevo mobiliario urbano para poder ofrecer un nuevo aspecto.


En mayo

Medio Ambiente calcula que en mayo se haya totalmente recuperada la zona media de los jardines, quedando solo pendiente la zona de las palmeras, en la que por ahora solo se embelleció el entorno de la estatua de John Lennon. Esta actuación se llevará a cabo en colaboración con la dirección de Patrimonio e incluirá además la instalación de nuevas señales u carteles “menos agresivos visualmente” .


Por otro lado, la Concejalía de Medio Ambiente puso en marcha a revisión de todas las palmeras situadas en ámbitos públicos de la ciudad para protegerlas del picudo rojo, un escarabajo asiático que parasita estos árboles y los mata. La ciudad cuenta en la actualidad con 583 palmeras públicas y 274 en fincas privadas. Ya se “vacunaron” las 71 palmeras de Méndez Núñez y se están revisando el resto de los ejemplares.


Zona de Especial Protección

El Ayuntamiento recuerda que, tras prohibir el botellón en los jardines al nombrarlos Zona de Especial Protección (ZEP), ha sido posible reformar “este espazo tan querido polos coruñesas e coruñeses e admirado polas persoas visitantes”, como lo describió la concejala de Medio Ambiente, Esther Fontán.


De momento, ya comenzó la rehabilitación de la Rosaleda, del reloj floral y parte del césped, así como la poda de árboles con el objetivo de que el parque sea visible desde el paseo. 

La fuente de Méndez Núñez volverá a ponerse en marcha tras una restauración a fondo