Feijóo carga contra partidos dedicados a la "división" y la "deslealtad" y reivindica los gobiernos mayoritarios

El presidente del Partido Popular de Galicia, Alberto Núñez Feijoo | XOÁN REY
|

El presidente del PP de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, reivindicó este sábado los gobiernos mayoritarios, como el que él mismo dirige en la Xunta, mientras cargó contra los partidos que "se dedican exclusivamente a la división y al caos".


Ante el Comité Ejecutivo de los populares gallegos, Feijóo esgrimió que España "no merece" que en medio de una pandemia el PSOE, como principal partido del Gobierno, se dedique "a las maniobras, intrigas y conspiraciones" con la presentación de tres mociones de censura "en una mañana -en Murcia, Comunidad de Madrid y Castilla y León-.


Además, en alusión velada a Ciudadanos y la ruptura de los ejecutivos murciano y madrileño, criticó "a aquellos que decían que venían a regenerar la política" pero que finalmente practican "la política más cutre y decadente".


Por eso, hizo entender "perfectamente" el "gran desencanto de la mayoría de españoles": "España no merece a buena parte de la política que hoy está al frente de nuestro país. España no merece a los que creen que la política es un tablero de ajedrez, una serie de televisión".


Así, dado que España "merece una política de mayores", el presidente del PPdeG celebró que esta "deslealtad no tenga un premio" en Murcia, donde tres diputados -ya expulsados de Ciudadanos- se saltarán la disciplina de voto de su formación en la moción de censura y garantizarán la estabilidad del Ejecutivo del popular Fernando López Miras.


De igual modo, Feijóo dijo "celebrar y felicitar" a dos "grandes presidentes" como el andaluz, Juan Manuel Moreno, y el castellanoleonés, Alfonso Fernández Mañueco. "Queremos decirles que estamos con ellos, porque han sido capaces de blindar su gobierno frente a cualquier deslealtad", expresó.


Seguidamente, aunque sin mencionar a la presidenta Isabel Díaz Ayuso, el líder del PPdeG manifestó su deseo de que la Comunidad de Madrid "tenga un gobierno estable, unido, mayoritario y libre de deslealtades". "Vamos a trabajar con ellos para que el 4 de mayo salga ese Gobierno de las urnas", ha apostillado.


Ante este panorama político a nivel estatal, ha querido "dar las gracias, más que nunca, a los gallegos" que confiaron en el PPdeG con otra mayoría absoluta en las elecciones de julio del 2020. Esto es la muestra de que el pueblo gallego, que además dejó fuera del Parlamento tanto a Ciudadanos como a Vox, "no cayó en la tentación del populismo ni en la fragmentación".


FUNDACIÓN ALFREDO BRAÑAS, ADSCRITA AL PPDEG

Todo ello lo proclamó Feijóo este sábado desde el Hotel Monumento San Francisco de Santiago de Compostela, escenario de una Junta Directiva en la que ha anunciado que la Fundación Alfredo Brañas se adscribe al PPdeG.


De hecho, el histórico dirigente popular José Manuel Romay Beccaría -exministro, exconselleiro y expresidente del Consejo de Estado, entre sus múltiples cargos ocupados- será el nuevo presidente de la entidad. Sobre él, Feijóo aseguró que es "una honra compartir a su lado casi 15 años de trabajo de forma continuada".


Además del propio Romay Beccaría, han estado presentes en el acto el secretario general del PPdeG, Miguel Tellado, así como los cuatro líderes provinciales del partido: Elena Candia (Lugo), Alfonso Rueda (Pontevedra), Diego Calvo (A Coruña) y Manuel Baltar (Ourense).


En esta coyuntura, el presidente del PPdeG aprovechó para pronunciarse sobre los movimientos políticos producidos a lo largo de esta semana en otras autonomías y para defender que la política "solo persigue mejorar la vida de los ciudadanos". "Lo otro es la antipolítica", advirtió.


"Creo en una política que resuelve los problemas de la gente y no los crea. Creo en una política que une a la sociedad y no la divide", ha remarcado, para seguidamente solicitar públicamente "una política mejor y que esté a la altura de los españoles" en un momento de pandemia.


Así, Feijóo prometió dedicarse "a esa política con mayúsculas" para que el PPdeG "pueda ser un faro donde mirarse". "Un faro de estabilidad, de responsabilidad, de madurez y de defensa de los intereses generales de Galicia, que son coincidentes con los de España", proclamó.


En referencia a la Fundación Alfredo Brañas, Feijóo la destacó como "referente" del partido en el ámbito "intelectual" y "espiritual". "De un PP que lleva décadas practicando la defensa de Galicia dentro del marco constitucional de España", dijo, para seguidamente rechazar planteamientos "doctrinarios".


Tras reivindicar figuras predecesoras como los expresidentes Gerardo Fernández Albor y Manuel Fraga, se mostró "orgulloso de ser presidente de un partido que escribió las mejores páginas de la historia de la Galicia contemporánea" y que "pone a Galicia por encima de cualquier otra circunstancia".


"DEFENDER A GALICIA SIN DOGMATISMOS"

Feijóo hizo hincapié en los 40 años del PP con la "única hoja de ruta" de "defender a Galicia sin dogmatismos" y con el único propósito "de acertar en todas las decisiones, por muy difíciles que sean".


"Los gallegos lo saben bien. Lo saben porque nos dieron el honor de presidir Galicia en los momentos más difíciles", añadió, sin obviar la "decisión inapelable" que ofrecieron los ciudadanos en las urnas en julio de 2020, cuando alcanzó su cuarta mayoría absoluta consecutiva y la única que ostenta el PP en estos momentos en el conjunto de las autonomías.


Por eso, hizo un agradecimiento ante su Comité Ejecutivo por el "trabajo" desarrollado en el último año -desde que el 13 de marzo de 2020 la Xunta activó la emergencia sanitaria-, tanto en el marco de la pandemia como en los últimos comicios.


"Os lo agradezco, porque al final seguimos siendo útiles a Galicia. Nuestro modelo político es un modelo que no caduca", celebró, en un discurso finalizado con su ya tradicional lema: "Galicia, Galicia, Galicia, y por cuarta vez Galicia".


CARGA CONTRA BNG Y PSOE

Asimismo, reservó parte de su intervención para cargar contra la oposición gallega. Por un lado, advirtió al BNG que "no se sirve a Galicia copiando el modelo del independentismo vasco o catalán" ni pidiendo el voto a "la misma papeleta" que Bildu y ERC. Para Feijóo, el Bloque Nacionalista Galego se convirtió en el "Bloque Independentista Galego".


En lo que respecta a los socialistas, señaló que "tampoco se defiende a Galicia diciéndole que sí a todo" a Pedro Sánchez. En este sentido, el presidente del PPdeG se ha quejado de las cuantías destinadas a Galicia en los Presupuestos Generales del Estado y de una "política energética errada" que tiene impacto sobre "miles de puestos de trabajo" en A Mariña (Lugo) y As Pontes (A Coruña).


Feijóo tampoco pasó por alto la polémica Ley de Cambio Climático, en tramitación en el Congreso, que "pone en peligro" las actividades situadas en la línea de costa y busca "echar de la ría de Pontevedra a la única pastera -Ence- que tiene Galicia".


"Aquellos partidos que le digan que sí a todo se convierten en una sucursal del Partido Socialista Obrero Español, que no sirve a Galicia ni representa los intereses legítimos de los gallegos", remarcó. 

Feijóo carga contra partidos dedicados a la "división" y la "deslealtad" y reivindica los gobiernos mayoritarios