Feijóo rechaza una transición energética acelerada “que se lleve por delante miles de empleos”

Algunos de los participantes institucionales en el evento de Asime | javier alborés
|

A Coruña acogió ayer el I Foro Industrial de Fondos Europeos de Recuperación con el objetivo de abordar las oportunidades futuras, con un claro enfoque en la industria, un sector clave para la economía de Galicia y España.


La Unión Europea aprobó un plan histórico de financiación que va a dejar en España más de 140.000 millones de euros, de los que 72.700 millones se darán en ayudas directas. A raíz de esto, el debate era necesario para tratar la movilización de la industria a la hora de captar esos fondos y estar preparada con proyectos punteros para las convocatorias que se irán publicando.


El evento de Asime, la Asociación de Industrias del Metal y Tecnologías Asociadas de Galicia, reunió en Palexco a empresarios como Juan Carlos Ramos, Socio PwC Galicia; Beatriz Mato, directora de Desarrollo Corporativo, Sostenibilidad y Comunicación de Greenalia; Constantino Fernández, presidente de Altia, o Manuel Ángel Pose, director general del Grupo Aluman.


Por la parte institucional estuvieron Reyes Maroto, la ministra de Industria, Comercio y Turismo (que participó vía telemática); Alberto Núñez Feijoo, el presidente de la Xunta de Galicia; Antonio Garamendi, presidente de la CEOE (también por videoconferencia); Juan Carlos Escotet Rodríguez, presidente de Abanca, o Justo Sierra, presidente de Asime.


Reyes Maroto aprovechó su intervención para reivindicar los fondos europeos como una ocasión para “acelerar” las reformas que España “necesita”. “Es una ocasión innegable”, insistió ante los participantes. En el encuentro extendió la necesidad de acelerar estas “reformas e inversiones” al conjunto de España y a Galicia, en particular, dijo ante empresarios gallegos.


Generar riqueza y empleo

“La industria es un sector esencial en la era postCovid”, recalcó en una intervención en la que aludió al papel “relevante” de este sector para generar “riqueza y empleo de calidad” y para mejorar la “competitividad”.


La ministra hizo también repaso de las distintas iniciativas del Gobierno para “apoyar y reforzar” la industria española y la gallega en sectores estratégicos. “Y contribuir a desarrollar nuevas cadenas de valor”, manifestó, fijando como retos la “digitalización y la sostenibilidad”.


Por su parte, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, aprovechó su intervención para reclamar que los fondos europeos sirvan para impulsar “nuevos proyectos” pero “sin desmantelar de forma abrupta las industrias que tenemos”.


Y es que en su discurso se refirió a la situación de Alu Ibérica en A Coruña, la central térmica de As Pontes o la fábrica de ENCE. De esta última, dijo que sería un “error estratégico” plantear “un cierre inmediato”, ante la Ley de Cambio Climático del Gobierno.


“Que la transición energética acelerada no provoque la crisis de industrias”, insistió Feijóo, rechazando “que se lleve por delante miles de empleos” en Galicia y después de que la ministra incidiese en el “compromiso” del Gobierno con la reindustrialización en esta autonomía. También, y tras hacer un repaso, a su vez, de los proyectos que respalda la Xunta, pidió carga de trabajo para los astilleros gallegos.


El foro contó también con la intervención del presidente de CEOE, Antonio Garamendi, quien calificó de “clave” a la industria, pero advirtió de las carencias de España en materia de innovación. 

Feijóo rechaza una transición energética acelerada “que se lleve por delante miles de empleos”